EL ENEMIGO DE TU FE: LA INCREDULIDAD

Hebreos 11:6 |RVR1960
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

¿ESTA TU FE FIRME EN LA PROMESA DE DIOS? 

El tiempo de Dios es perfecto y no tiene tardanza, pero la impaciencia es parte del ser humano y cuando Dios no responde en el tiempo del hombre, tiendes a pensar que tu oración no es escuchada o que Dios se olvidó de ti, pero es a través de la espera que se pueden llegar a desarrollar dos tipos de caracteres, que te pueden traer bendición o maldición, y estos dos tipos de caracteres los podemos ver en: «La paciencia para esperar el cumplimiento de la promesa, y La incredulidad que Dios cumplirá lo que dijo.»

golden-eagle

La paciencia, es un fruto del Espíritu Santo que todo cristiano debe desarrollar, pero la incredulidad es el peor enemigo de tu fe, llenando tu mente de duda y llevándote a tomar decisiones equivocadas.

El pueblo de Israel no entró en la tierra prometida por su incredulidad, al pensar que los gigantes que ocupaban la tierra eran más poderosos que la promesa que había sobre sus vidas, cuando tienes una promesa de Dios no hay gigante que pueda detener el cumplimiento de ella, lo único que puede detener ese cumplimiento es tu incredulidad.

La falta de fe no permite que entres en la promesa; este es el tiempo de que sueltes toda incredulidad de tu vida, y le creas a Dios para lo imposible, donde empieces a ver como Dios te levanta aún en medio de la peor situación.

Dios traerá una temporada a tu vida, donde su poder se hará notar a través de tu fe, Jesús dijo; Mateo 17:20

Mateo 17:20 |NVI
Por la poca fe que tienen —les respondió—. Les aseguro que, si tuvieran fe tan pequeña como un grano de mostaza, podrían decirle a esta montaña: “Trasládate de aquí para allá”, y se trasladaría. Para ustedes nada sería imposible.

Es hora que le digas a esas montañas que por años han estado siendo estorbos para tu vida, ministerio y familia que se muevan,  y empieces a declarar palabras de fe, donde tu confianza esté puesta en Dios, porque aquel que te dio la promesa es poderoso para cumplirla.

Tu fe te introduce en la promesa de Dios, y vas a empezar a ver como Él te levanta, no te sientas poco, eres alguien de gran valor, y Él conoce tus necesidades, y si puedes creer ¡Todo es posible!, aún lo que piensas que no se puede, si crees ¡Dios lo hará!.

Sigue confiando, no quites tu mirada de tu objetivo, porque aunque la circunstancias que estas viviendo actualmente pareciera no llevarte a lo que Dios te ha prometido, Él está trabajando a tu favor, para cumplir cada una de las promesas que te ha dado.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s