EL ENEMIGO DE TU FE: LA INCREDULIDAD

Hebreos 11:6 |RVR1960 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. ¿ESTA TU FE FIRME EN LA PROMESA DE DIOS?  El tiempo de Dios es perfecto y no tiene tardanza, pero la impaciencia…