UN BUEN SOLDADO

2 Timoteo 2:3 (RVR1960) Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. Cuando Dios te escogió, seleccionándote dentro de esa multitud, era porque Él sabía lo valiente y guerrero que eras. Sabía que tendría que forjar ese carácter en ti, para que en medio de las pruebas y adversidades te mantuvieras en pie, aún…