PURIFICA MI CORAZÓN

Salmos 51:10
Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio,
Y renueva un espíritu recto dentro de mí.

David conocía la forma de mover el corazón de Dios, él conocía perfectamente el poder del ayuno y la oración, sabía cómo acelerar los tiempos para sus respuestas, porque había aprendido a conocer a Dios en la humillación, en el sacrificio del ayuno, aunque a la final no le gustara la respuesta de Dios, pero él estaba dispuesto a aceptar la voluntad de Dios, porque reconocía que él tenía la mejor decisión.Por eso esfuérzate por limpiar tu corazón,   entra en la presencia de Dios, él está esperando a que te humilles y sacrifiques tu comida, tu sueño y lo busques a él.

Cuando entras en un tiempo de ayuno, debes saber que Dios purificará tu corazón, y en ocasiones Dios usará las circunstancias, los sentimientos y las personas para producir en ti dolor, y a través de ese dolor, purificará tu corazón, porque sin quebranto y lágrimas, no hay limpieza.

En tu diario vivir, tu corazón se ve afectado de las cosas que te rodean, en la familia, en el trabajo, aún en el ministerio. Te pueden producir heridas en el corazón que son difíciles de sanar, pero cuando entras en un tiempo de ayuno, el Espíritu Santo sanará tus heridas y te hace fuerte en tus debilidades.

Mateo 5:8
Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Muchos quieren ver a Dios manifestarse en sus vidas, que Dios responda sus oraciones, pero siguen heridos y con rencor en sus corazones por situaciones vividas en el pasado, pero este ayuno te hará como un niño, donde tu corazón se perfeccionará en Dios y serás libre para poder servirle a Jesús.

¡Pídele al  Señor que limpie tu corazón!

Oremos:  Señor vengo delante de ti, presentándote mi corazón, que seas tu escrudriñandolo,  dame un corazón limpio como el tuyo, un corazón que glorifique tu nombre, trae sanidad a mi corazón, arranca todo lo que no te agrada de él, y que no me ha permitido avanzar durante este tiempo, quiero un corazón que te alabe y se deleite en tu presencia, quiero en este ayuno, llegar a ser uno contigo, que mi altar de oración sea restaurado, por eso necesito de tu ayuda, de tu gracia y de tu favor, en el nombre de Jesús. Amén.

Con amor y bendición,
Fabio R. Ventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s