PURIFICA MI CORAZÓN

Salmos 51:10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí. David conocía la forma de mover el corazón de Dios, él conocía perfectamente el poder del ayuno y la oración, sabía cómo acelerar los tiempos para sus respuestas, porque había aprendido a conocer a Dios en la…