Inicio

TE SACA DEL DESIERTO BENDECIDO

Tu abundancia empieza, donde tu desierto termina, y aunque veas una pequeña nube negra en el cielo, no te desanimes, porque la lluvia viene pronto. Quien conoce de sequedad, ve llover y sonríe, porque sabe que ha llegado su tiempo.