SI MANTENEMOS A JESUCRISTO EN NUESTRA BARCA, LLEGAREMOS AL OTRO LADO

Marcos 4:35-40|NTV
35 Al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: «Crucemos al otro lado del lago». 36 Así que dejaron a las multitudes y salieron con Jesús en la barca (aunque otras barcas los siguieron). 37 Pronto se desató una tormenta feroz y olas violentas entraban en la barca, la cual empezó a llenarse de agua. 38 Jesús estaba dormido en la parte posterior de la barca, con la cabeza recostada en una almohada. Los discípulos lo despertaron: «¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?», gritaron. 39 Cuando Jesús se despertó, reprendió al viento y dijo a las olas: «¡Silencio! ¡Cálmense!». De repente, el viento se detuvo y hubo una gran calma. 40 Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?».

Cuando Jesucristo hubo terminado su asignación, le dijo a sus discípulos que era hora de marcharse y pasar al otro lado, y mientras estuvieron cruzando al otro lado se desató una tempestad, que parecía querer tragarlos vivos en el mar, una tempestad que apareció de repente, de la nada, y aunque tenían a Jesucristo dentro de la barca, su fe menguó y se fue al suelo, porque la desesperación y la angustia de poder perder sus vidas, les había hecho olvidar las enseñanzas del maestro. Y muchas veces nos sucede lo mismo a nosotros, nos dejamos arrastrar por los problemas y la avalanchas de vientos y ola que nos quieren arropar, haciéndonos olvidar de cada una de las promesas que el Señor nos ha dado.

JUL 2020.png

CONFÍA EN LA PALABRA DE DIOS, Él ya dijo que muchas serían las aflicciones del justo, pero que de todas ellas nos libraría. Jesús sabía lo que iba a pasar, pero eso no le impidió ir a dormir, porque él tenía su confianza en Dios, y sabía que la fe de sus discípulos tenía que aumentar, para que pudieran enfrentar las múltiples circunstancias que iban a vivir a causa del amor por la predicación del evangelio. Cuando Jesucristo es quien va en tu barca, debes tener la seguridad que vas a poder enfrentar las adversidades, y por más que se desate la tormenta, vas a llegar, porque no es con tus fuerzas, sino con las de Dios. El enemigo va a tratar por todos los lados de paralizarte, de llenarte de miedo, y detenerte, pero es en ese momento cuando debes clamar y pedir el socorro de Jehová, porque no podrás seguir avanzando, si permites que tus emociones y pensamientos sean manipulados por lo que te está mostrando tu entorno, cuando debes de tener una fe que mire por encima de las circunstancias.

Amado lector, Debes tener la seguridad de que a pesar de las duras pruebas que te está tocando enfrentar en estos tiempos, vas a cruzar en gran bonanza hacia el otro lado, sólo envía la palabra en el Nombre de Jesús, y empieza a disfrutar como el Señor está colocando cada cosa en su lugar. Así que saca toda tristeza de tu corazón, porque Él cumplirá sus promesas en tu vida. Prepárate!, porque tu mejor temporada de prosperidad se estará manifestando en tiempos de (pandemia) vientos huracanados y grandes olas de pánico.

2 Corintios 4:17-18|RVR1960
17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
NTV| Nueva Traducción Viviente
RVR1960| Reina-Valera 1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s