UN CLAMOR DESDE MI CORAZÓN

Marcos 10:47-48|RVR1960 47. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! 48. Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! El ciego Bartimeo es un ejemplo de fe y perseverancia, quien … Continúa leyendo UN CLAMOR DESDE MI CORAZÓN