Inicio

NINGUNA CONDENACIÓN CONTRA TI… PROSPERARÁ!

Juan 8:10-11|RVR1960
10. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? 11. Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.

Es lamentable ver como solamente la mujer es exhibida públicamente por este pecado, mientras que el otro protagonista de la historia no forma parte en la culpa de este adulterio. Jesús entendió el corazón de esta mujer, él tuvo misericordia de ella, mientras los demás estaban preparados para lapidarla, sin ver que ellos mismos estaban en igual o peor condición de pecado al de esta mujer; la Biblia nos relata que los pecados de estos hombres eran igual de abominables delante de Dios, pero la misericordia del Señor, la alcanza y sus pecados le fueron perdonados. Y muchos somos como estos hombres, preparados para lanzar esa piedra contra el prójimo, cuando nosotros mismos tratamos de ocultar nuestro pecado con las faltas de otros. Pero Jesucristo quiere cambiar tu historia, así como lo hizo con ella.

Abril 2020.png

APRENDE A SOLTAR
Jesús defendió y perdonó a esta mujer quien fue hallada en el mismo acto del adulterio. Puedes imaginarte como debió sentirse el corazón de ella después de haber sido sorprendida, el señalamiento que tuvo que vivir cuando recorría sus calles y era reconocida por hombre y mujeres, quienes muy posiblemente ya no la llamaban por su nombre, sino que era llamada por el nombre de su pecado, y quizás muchas veces quiso darse por vencida, pero no lo hizo, aunque el mundo la señaló, ella decidió obedecer al maestro y no pecar más; el mundo te va a seguir condenando por los errores de tu pasado, pero la determinación para decidir ser feliz en medio de las críticas la tienes tú, no los de tu alrededor. Suelta aquello que te ancla, si ya Dios te perdonó, quién es el hombre para recordarte aquello que ya te fue perdonado.

El amor de Jesús te levanta, refugiate en sus brazos porque ese es el lugar más seguro, todo puede faltarte, pero Jesús siempre estará allí para sostener tu mano en toda prueba que puedas experimentar, aún cuando tus amigos se vuelvan tus enemigos, debes perdonarlos y amarlos, aún cuando pierdas alguno de los tuyos, debes seguir amando a Dios, aún cuando te levanten falso testimonio, debes mantener tu fe, aún cuando te señalen y te critiquen, debes fortalecerte en su palabra, porque el proceso parece destruirte y partirte en mil pedazos, ¡PERO NO ES PARA SIEMPRE!. Limpia tu corazón, entrega todo lo que estorbe tu futuro, muestrale una sonrisa de fe y confianza a la vida, permite que el Señor limpie tus heridas, él salió a buscarte dejando a las noventa y nueve, porque apartada de la manada te perderías, juntos somos más que vencedores, porque todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. Sus planes no se han acortado contigo, él no te rechaza, su amor por ti es incondicional, así que intentalo hacerlo conforme a su voluntad, porque aún hay mucho que conquistar para Jesucristo.

Salmos 118:6|RVR1960
Jehová está conmigo; no temeré
Lo que me pueda hacer el hombre.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s