NO ES DECIRLO, ES HACERLO

Mateo 23:3|RVR1960 Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. Los fariseos eran muy respetados en la época de Jesús, y tenían muchos seguidores porque en su exterior reflejaban apariencia de piedad, espiritualidad y mucho conocimiento en la ley…