LA VICTORIA DEL CRISTIANO

Salmos 51:11|NTV
No me expulses de tu presencia y no me quites tu Espíritu Santo.

El Rey David entró en un ayuno de siete días, pidiéndole a Dios que le concediera la vida de su hijo, pero mientras él lloraba y pasaba tiempo en oración, se dio cuenta que su corazón se había endurecido, y la presencia del Espíritu Santo se había apartado de él, desde entonces empezó a cambiar su oración, y a entender que su victoria no era que el niño viviera o muriera, sino que su relación con el Santo Espíritu fuera restaurada. Dios es grande en misericordia, y está esperando que le abras tu corazón con sinceridad, reconociendo lo que ha estancado tu vida espiritual, para que su gloria sea manifestada en tu vida, por medio de su Espíritu. Ya es tiempo que analices tu relación con él, y puedas ver lo que has logrado hasta hoy, y cuántas han sido tus victorias; no descuides la relación con el Espíritu Santo, porque es allí donde obtendrás la paz y el amor que tu alma anhela.

Devocional.png

ACEPTAR LA VOLUNTAD DE DIOS
Aunque el hijo del Rey David murió, él pudo aceptar la voluntad perfecta de Dios. Cuando vamos en contra de la voluntad, las cosas no marchan bien, es por esto que debemos confiar en el Señor y entregarle nuestro voluntad a él, para que en su soberanía se manifiesta sobre nosotros. No busques tu propia voluntad, deja que Dios te guíe a las mejores decisiones. La voluntad de Dios es agradable y perfecta, él desea darte la victoria en todo lo que emprendas, y la ayuda del Espíritu Santo sea guiándote hacia un destino seguro.

Romanos 12:2 | NVI
No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

Amad@, no dependas de tus fuerzas, ni de los recursos que puedas tener a la mano, Dios quiere. entregarte nuevas cosas, donde dependas de él en todo, aún en tus decisiones. Cuando decides obedecer a Dios y sujetarte a su voluntad, es allí donde tu vida empieza a girar en lo sobrenatural, y las puertas empiezan a abrirse para que lleves una palabra de aliento para aquel que lo necesita, no te desanimes, sigue avanzando en la obra que Dios te ha encomendado, porque la gloria postrera, será mayor que la primera.

Salmos 37:5|RVR1960
Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.
Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s