CREYENDO EN MEDIO DEL DOLOR

Salmos 22:2|RVR1960 1 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor? 2 Dios mío, clamo de día, y no respondes; Y de noche, y no hay para mí reposo. ¿Cuántos nos hemos sentidos abandonados y desamparados por Dios?… Clamamos a…