HE ESTADO ATRIBULADO, PERO NUNCA DERROTADO

2 Corintios 4:8-9 |TLA
8 Por eso, aunque pasamos por muchas dificultades, no nos desanimamos. Tenemos preocupaciones, pero no perdemos la calma. 9 La gente nos persigue, pero Dios no nos abandona. Nos hacen caer, pero no nos destruyen.

Muchos en este tiempo nos hemos sentido sin fuerza, y con ganas de desmayar, a causa de la opresión por las pruebas y dificultades por las que hemos tenido que pasar mediante procesos que hemos tenido que soportar y vivir en nuestras vidas, estos procesos han sido necesarios para quitar de nosotros la incredulidad, la mentira, la vanidad, la rebeldía, y muchas otras costumbres que traemos del mundo y no son agradables a Dios, y son necesario quitarlas para que los frutos del Espíritu Santo se desarrollen en nosotros.
Dios nos ha llevado al desierto para probarnos, para ver la calidad del metal que hay en nosotros. Cuando hemos pasados por el fuego, es para pulirnos y  de nosotros salga la mejor calidad, aunque durante la preparación sintamos que este proceso ya está traspasando nuestras carnes y casi rozando nuestros huesos, pero no debes tener miedo, Dios no te va a dar una prueba mayor a la que no puedas soportar. Resiste, porque la prueba no es para toda la vida.

pebbles-.jpg

Postrados de rodillas en su altar en medio de la prueba

Siendo procesados; Dios te ha venido llevando por una serie de circunstancias y procesos, para mejorar cada día tu carácter y tu compromiso con la obra de Dios, sé que el proceso ha sido fuerte y agotador, pero no dudes que él está allí en todo momento. Dios es Perfecto, Soberano, y Todopoderoso, y él puede hacer su extraña obra, solo por amor a ti,  aprende a esperar, no dejes que el desespero te lleve a tomar decisiones equivocadas,  no actúes a la ligera, ni por emoción, aprende a guardar silencio y ha saber esperar en él.
Posiblemente no entiendas la situación que puedas estar atravesando en este momento, pero sí te puedo decir, que los resultados que hoy estás viviendo, es la semilla que sembraste en un pasado, pero hoy Dios está presto a escucharte, porque es hora de empezar a cambiarle el nombre a las semillas que estás sembrando, comienza a ser una persona que transforme, sé un ejemplo para otros, que tu fe y tu confianza en Señor te lleve a ser un conquistador, y que vean en ti, el amor y la fidelidad de Dios,

No te rindas, No te des por vencido, porque “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;…Salmos 23:4|RVR60“, y me fortalecerás, Dios no dejará que te rindas, no dejes que un mal día, una mala semana, un mal mes o año, destruyan el gozo y la confianza en Dios, porque este torbellino que has estado viviendo, y donde aún no encuentras como acomodarte, no es para siempre. No aceptas tu nuevo estado, Dios te está preparando, para que puedas ser canal de bendición para muchos otros. Tú preparación no termina aquí, sino que el tiempo de tu visitación ha llegado, y empieza desde hoy hacer sensible a la voz de Dios.

Amad@, Dios está trayendo una nueva temporada de cielos abiertos a tu vida, una nueva temporada donde nada te podrá ser frente, ven al trono de la gracia, preséntale tus cargas y tus angustias al Señor. La situación que hoy estás viviendo no determina ni quien eres, ni mucho menos a donde Dios te quiere llevar, lo que sí te puedo asegurar, es que los planes que Dios tiene para ti, no son de condenación, sino de transformación, para que otros puedan ver las maravillas que él está haciendo contigo, y aunque muchos hoy te señalan, te critiquen, no cuentes con los recursos o no te encuentres en una posición igualitaria, debes tener la plena convicción que el espíritu que hay en ti, es un espíritu diferente, y has sobresalido por encima de todos los demás. Fuiste escogido por Dios desde hace mucho tiempo, él puso en ti un espíritu diferente, has sido procesado en tu carácter, en tu manera de vestir, en tu manera de servirle a otros, porque aunque hasta hoy lo reconozcas, fuiste sellado con la Sangre de Cristo, y lleno de dones y talentos que te han destacado entre las otras personas. Así que no te rindas, Dios te ha llevado por diferentes circunstancias, pero estas han sido necesarias, para sacar y pulir el diamante que hay en ti.

Hebreos 4:16|TLA
Así que, cuando tengamos alguna necesidad, acerquémonos con confianza al trono de Dios. Él nos ayudará, porque es bueno y nos ama.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Sandra Patricia Poveda
http://www.caminandocomojesus.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s