No renuncies, tú bendición está cerca

Génesis 32:26 |NVI Entonces el hombre le dijo: —¡Suéltame, que ya está por amanecer! —¡No te soltaré hasta que me bendigas! —respondió Jacob. Toda promesa se materializa en tu vida , luego de pasar por un proceso, vemos como Jacob huyó de su casa, por haberle robado la bendición a su hermano Esaú, y lo…