CAPÍTULO 3: TU AFLICCIÓN DE HOY, ES TU VICTORIA DE MAÑANA

Serie: Buscando la presencia de Dios

Génesis 50:20|RVR1960
Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien,
para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo.

Todo aquel que piensa vivir sumergido en la presencia de Dios debe tener claro que será un proceso, donde Dios mismo te enseñará y te guiará a buscarle de corazón, pero sobre todo a que vivas confiado en él. Cuando pasas tiempo con Dios, podrás perdonar fácilmente, sabiendo que aquellos que han tratado de destruirte solo son instrumento de Dios, para preparar tu corazón y así entres en el cumplimiento de tu promesa.

¡Tú eres un bendecido de Dios!

harp-.jpg

Aprende de tu proceso, Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28 |RVR1960. Este versículo muchos lo saben de memoria, pero a la hora de ponerlo en práctica, no saben cómo hacerlo y sino lo pones en práctica entonces la declaración que estás haciendo es inútil, cuando viene tu proceso o una situación incómoda en tu vida, debes empezar a cuestionarte, que quiere Dios enseñarte en X situación; pocas personas se detienen a meditar en este asunto. José experimentó muchas clases de proceso, y en todos ellos, entendió que no eran una casualidad, sino que Dios estaba preparando todo para engrandecer su nombre, porque todo lo que te deseen en maldición, Dios te lo multiplicará en bendición.

Lo que ha estado muerto, Hoy resucitará, hay procesos que te desgastan y pueden llegar a matar áreas de tu vida, que son de vital importancia para el cumplimiento de tu destino, de modo que pueden llegar a sacarte del camino que Dios ya ha destino para que lo recorras. Empieza a moverte en una atmósfera de fe, creyendo a la promesa que Dios te ha dado, aunque estes en escasez, debes mirar a la promesa de la gran abundancia que ya Dios te ha dado, porque en medio del proceso no comprendemos esto, que Dios usa el proceso para enseñarnos y prepararnos para entrar a la tierra prometida, por eso tu fe debe ser fuerte, sabiendo que Dios no te llamó para vivir en el desierto, esto solo es parte de un proceso transitorio en tu vida, Dios te llamó para que hagas uso de los recursos infinitos del cielo, para que su gloria se manifieste en tu vida.

Amad@, Dios volverá a renovar tu mente, y hay promesas que han estado en tu corazón y no has visto respuesta, aunque creas que ha muerto, hoy Dios las resucita y esos anhelos y sueños que han estado plasmados en tu corazón volverán a recobrar vida, porque no fuiste llamado para el fracasado, sino para triunfar, y aunque hoy te encuentres en una atmósfera que pareciera afectar tu futuro, ¡No desmayes!, porque esto es solo parte del proceso. Dios está trayendo a tu vida una renovación espiritual para que recibas el vigor y la fortaleza de seguir avanzando.

Santiago 1:2-3 |NVI
Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s