TU PROCESO TERMINARÁ

Josué 14:12 |DHH
Por eso te pido que me des ahora la región montañosa que el Señor me prometió. Tú sabes desde entonces que los descendientes del gigante Anac viven allí, y que tienen ciudades grandes y bien fortificadas. Pero yo espero que el Señor me acompañe y me ayude a echarlos de allí, como él lo ha dicho.»

Caleb fue uno de los 12 espías enviado por MOISÉS PARA RECONOCER LA TIERRA, pero fue uno de los dos conjuntamente con Josué, que trajo buenas noticias de la tierra que habían conocido. Caleb fue un hombre perseverante, lleno de fe, y con un espíritu diferente, que nos enseña que el proceso no es para siempre y que podemos salir de él, accionando nuestra fe, para creer en las promesas que Dios nos ha dado…

Zipper.jpg

¿Cómo sales del proceso?

Pon tu mirada en la promesa, Caleb pasó 40 años en el desierto, viendo como sus hermanos morían, como la promesa se veía inalcanzable, pero la promesa que Dios le dio a él, fue la que lo mantuvo en pie y fortalecido, porque él tenía la plena convicción que si Dios lo dijo, Dios lo cumplirá. No pongas tu mirada en las situaciones que te rodean, porque las circunstancias, no determinan tu destino, empieza a visualizarte en la tierra prometida, donde tus promesas se hacen patente y llevas una vida victoriosa.

Tu proceso pronto terminará y verás con tus ojo,
como las promesas se cumplirán en tu vida.

Pelea por lo que te pertenece, Caleb sabía que no era fácil conquistar el territorio que se le había dado, porque estaba habitado por gigantes y ciudades fortificadas, pero cuando tu tienes promesas de Dios, aunque haya oposición, las promesa te darán la victoria. Debes creer fielmente que no hay gigante, llámese enfermedad, escasez, rebelión en tus hijos, conflictos en tu hogar y/o lugar de trabajo, que sea más poderoso que la promesa que Dios te ha dado, esos gigantes no podrán permanecer en pie, porque son derribados en el Nombre de Jesús. La promesa te sostendrá en medio de tu proceso, por eso no debes enfocarte en la situación que tus ojos naturales están viendo, porque si Dios te ha prometido que tu y tu casa serán salvos, él lo cumplirá.
Debes tomar una actitud de guerra, esforzarte por mantener períodos de oración y ayuno, empieza que transformar tu mente, a una mente de conquista y éxito, donde los pensamientos de incredulidad no tengan cabida, donde la voz del enemigo no pueda ser prosperada en tu contra, debes levantarte en fe, poner manos en las armas espirituales y profetizar sobre esa promesa, porque Dios acelera los tiempos, para que tu entres en el Tiempo Kairos, y obtengas lo que tanto anhela tu corazón.

Dios te respalda, Cuando decides creerle a DIOS POR EL CUMPLIMIENTO de lo que él te ha prometido, salir a pelear por eso y hacerte partícipe del reino de los cielos, su poder te acompañará para darte la conquista a donde quiera que vayas. Dios nunca te ha desamparado, aún en medio de tu proceso más fuerte, él ha estado en medio de ti, y su mano de misericordia te ha sostenido, y si aún al día de hoy te preserva la vida, es porque su misericordia está sobre ti y sus planes se cumplirán contigo. La palabra de Dios cumplirá el propósito en tu vida, y aún aquellos que se han burlado de ti, te han señalado, difamado, verán como Dios te levanta y como sus promesas se cumplen en tu vida. Llénate de fe, de ánimo, sigue avanzando, porque Dios te respalda, si él lo hace, nada, ni nadie podrá detenerte

Aún en el desierto las promesas de Dios se cumplirán en tu vida.

Amad@, Este es tu tiempo, tiempo de dar pasos de fe, de buscar el rostro de Dios en oración y humillación delante de él, porque él te dará las fuerzas para ir a conquistar lo que te pertenece, ya la puerta Dios la abrió, y la puerta que él abrió nadie la puede cerrar. Dios te está abriendo una puerta en un nuevo empleo, donde vas a conquistar posiciones, territorio y familias, que Dios te entregará, tu solo enfócate en pelear tus batallas de rodillas y obedecerle a Dios en todo lo que él te ordene, porque tu victoria esta segura en Cristo Jesús.

Lo que Dios te prometió, vendrá a cumplimiento.

Isaías 55:11 |RVR1960
Así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.
La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s