CAPÍTULO 2: DE MENDIGO A SERVIDOR DE DIOS

Serie: Buscando la presencia de Dios Marcos 10:48 |RVR1960 Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: !!Hijo de David, ten misericordia de mí! La presencia de DIOS TRANSFORMA NUESTRAS VIDAS, y trae un convencimiento al corazón, que las cosas imposibles pueden llegar a suceder cuando anhelas o deseas un toque…