DESTINO DE BENDICIÓN

1 Samuel 22:2 |TLA
Ese día también se unieron a David como cuatrocientos hombres. Todos ellos eran tan pobres que no tenían dinero para pagar sus deudas. Además, eran gente que sufría mucho y que ya no quería seguir viviendo así. De modo que David llegó a ser su líder.

El Rey David fue un hombre conforme al corazón de Dios, pero a pesar de eso, su corazón fue entrenado para depender, obedecer, buscar la presencia de Dios y aceptar su voluntad. En la cueva donde se encontraba David, Dios le entregó un equipo de personas que a los ojos naturales, parecían que no servían para nada, y que estos eran unos fracasados, pero esto no detuvo a David para devolverle a ellos la esperanza de volver a levantarse y ser restaurados.

IMG_20190123_101940.jpg

¿Como David pudo transformar su entorno para bendición?

El Rey David nos enseña, que cuando Dios te marca para un destino, no importa los instrumentos que él use, lo importante es que llegarás al destino que Dios a trazado para ti.

Haz de lo negativo, algo positivo… David se encontraba dentro de una cueva, aun cuando él había sido ungido para ser rey, pero en esa cueva él aprendió lo más importante que le puede ocurrir a un cristiano en la vida, que es aprender a depender de Dios, porque cuando aprendes a depender de Dios, y no de tus capacidades y talentos, verás como los milagros empiezan a ocurrir en tu vida. Ya deja el quejarte de las cosas que parecen negativas, porque esta cosas son necesarias vivirlas, para llevarte a un destino de bendición.

Aun lo menospreciado y vil, Dios lo restaura y lo hace valioso

Acepta la voluntad de Dios, Cuando no conoces la voz de Dios, empiezas a ver lo que no debes ver, a escuchar la voz del enemigo, y pierdes tu horizonte en el caminar con Cristo; dedícale tiempo al ayuno y la oración, porque es allí donde vas a recibir la sabiduría para que la voluntad de Dios te sea revelada, porque eso es lo único que te da firmeza y convicción que fuiste marcado para un propósito, y aunque tu entorno no es beneficioso para ti, y contrario a lo que Dios te prometió, tu sigue caminando en su perfecta voluntad, porque nada podrá dañarte, su gloria te cubrirá y las puertas de los cielos, se abrirán a tu favor. ¡Renuncia a tu voluntad!, Y acepta la voluntad de Dios para tu vida, porque así encontrarás un camino hacia tu destino.

Que se conviertan ellos a ti, y no tu a ellos, Tu corazón debe ser entrenado para caminar en el destino que Dios preparó para ti, porque tendrás tristezas y alegrías, altos y bajos, pero nada de esto, podrá detener tus pasos para poder avanzar al propósito de Dios. También encontrarás personas de bendición, y otras no tanto, pero debes transmitirle de tu espíritu a ellos, y no contaminarte con esas malas costumbres que ellos te puedan transmitir, debes cuidar aun tu lenguaje, tu vocabulario, tus creencias, tu fe, tu forma de vestir y manera de comportarte, todo este conjunto de cosas deben manifestar que CRISTO VIVE EN TI, no permitas que las personas influyan negativamente en tu vida, debes seguir haciendo lo que Dios te ha mandado hacer, sin que tu corazón se dañe o termine contaminándose.

Jeremías 15:19 |RVR1960
Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.

Amad@, Dios te ama, pero aún así él no te promete llevarte por el camino más corto, ni lleno de atajos, pero sí el más seguro. Ya basta de permitirle a la circunstancias que juegue con tus emociones, Dios es el único que puede transformar tu situación, búscale y él hará conforme a su voluntad, porque tu destino no es para permanecer en la cueva, ese no es tu lugar, eso solo es un periodo de transición, para formar en ti la persona de fe que Dios está entrenando para sentarla en el lugar que él le ha prometido. Tu destino es un destino de bendición, y él lo cumplirá, ten fe, sigue perseverando, porque tu destino va ha ser transformado, y en su tiempo lo verán tus ojos.
¡Resiste!, porque los mejores tiempos de tu vida están por manifestarse, empieza a escuchar el sonido de tu milagro, porque los cielos están siendo convenimos a causa de tu oración y de tu fe.

Juan 15:5 |RVR1960
Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.
La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura.
http://www.caminandocomojesus.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s