CAMINANDO EN EL DESIERTO

Salmos 3:3

Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.

En el desierto se desarrollan tus capacidades escondidas, la resistencia que no pensabas tener, la fe se fortalece, es donde el trato de Dios con su pueblo se hace más íntimo, su poder no solo trata con la situación por la que estás pasando, sino que el trato va dirigido a tu carácter, corazón y emociones.

Cuando Dios te lleva aún desierto, te está preparando para llevarte al siguiente nivel, cada mujer o hombre de Dios que atraviesa un valle oscuro, es porque Dios lo está preparando para llevarlo a un palacio. Dios nunca te dará algo que te aleje de Èl, o nada que aún no estés preparado para manejar, es por esto la importancia del desierto, allí serás instruido y preparado para manejar la bendición que Dios ya te ha entregado.Amad@, permítenos darte 3 puntos que Dios quiere que desarrolles en el desierto:

1- Dependencia absoluta de Dios: El pueblo de Israel en el desierto aprendió a depender de Dios para todo, cuando le faltó el agua, Dios le abrió la peña, cuando tuvieron hambre, Dios abrió su panadería en los cielos y les enviaba pan cada mañana, si deseaban carne, Él les proveyó de codornices, Dios les enseñó que Él tiene todo poder para hacer lo imposible. Confía que Él te suplirá todas tus necesidades, aún en medio del desierto.

2- El trato es con tu corazón: Moisés antes de pasar el desierto fue capaz de matar un egipcio, después que paso el desierto fue llamado el hombre mas manso de la tierra; Dios quiere tratar con tu corazón y sacar todo lo que impide que su gloria se mueva en tu vida. Tu corazón será perfeccionado en el desierto y alcanzarás la madurez espiritual, sacándote con un corazón humilde y renovado, para tu deleite en la tierra prometida.

3- Sacará lo mejor de ti: El desierto te despierta la creatividad, cosas que no imaginaste hacer, que eras incapaz de hacerlas, en medio del desierto empiezan a fluir, te surgirán ideas aún del mas mínimo pensamiento, te descubrirás a ti mismo, y tus capacidades se refuerzan en Dios.

EL DESIERTO NO ES PARA MATARTE, SINO PARA QUE LA GLORIA DE DIOS SE MANIFIESTE EN TU VIDA.

Con amor y bendición,

Fabio R. Ventura

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s