DESIERTOS AMARGOS

Dios te ama y aunque el proceso sea duro, saldrás en victoria y conociendo al Dios que te ama. Y ese mismo Dios, fue el que envío a su único hijo por amor a ti.