NO DEJES QUE EL DOLOR TE DESENFOQUE DE TU VISIÓN

Hechos 16:25-27 RVR1960| 25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. 26 Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. 27 Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido.

La circunstancia que estas viviendo, solo están forjando el carácter de Cristo en ti. Pablo y Silas mientras se encontraban en el calabozo de más adentro injustamente no dejaron de adorar a Dios y de aferrar su fe en Él, sabían que cualquiera que fuera su destino, estaban caminando conforme a la voluntad de Dios. Ellos no mataron a nadie, ellos no engañaron a nadie, no mintieron y tampoco estafaron a alguien, pero estaban prisioneros por hacer la voluntad del Padre; posiblemente ellos se encontraban rodeados de asesinos, abusadores, psicópatas y diferente clase de personas, que muy posiblemente no podían creer de su inocencia; pero al oírlos adorar a Dios todos ensangrentados, lograron ver que no solo parecían seguidores de Cristo, sino que lo eran, porque sus acciones daban testimonio que sus corazones habían sido transformados por este. La Biblia nos relata que ellos entonaban alabanzas en lo más adentro del calabozo y no dejaban que su entorno afectará su adoración. 

Y esto es lo que debemos imitar de Pablo y Silas, y aunque estos hechos sucedieron hace siglos, aun en estos tiempos se puede ver el abuso y rechazo a los verdaderos seguidores de Cristo. Porque estos hombres y mujeres no están para ganar seguidores, sino para librar las almas de las garras del infierno. Somos atalayas de Cristo, hemos sido redimidos por su Sangre para anunciarles a otros que aún hay esperanza y que en Él somos más que vencedores. 

Efesios 4:1-3 PDT| 4 Yo, Pablo, preso por la causa del Señor, les ruego que vivan de acuerdo con el llamamiento que recibieron de Dios. 2 Sean siempre humildes, amables, tengan paciencia, sopórtense con amor unos a otros. 3 El Espíritu los ha unido con un vínculo de paz. Hagan todo lo posible por conservar esa unidad, permitiendo que la paz los mantenga unidos.

Notemos esto: ¿Que provocó la unidad en oración? Lo primero que podemos mencionar es que sobre ellos la fe producida por el Espíritu Santo operó de una forma maravillosa, porque a pesar del temor y el dolor físico que pudieron sentir, ellos se enfocaron en Dios y no en su situación. Pero, ¿Cuántos hemos dejado que Dios obra a nuestro favor desde el inicio de la aflicción?  Puedo decir que han sido pocas las ocasiones que desde el inicio hemos descansado en Dios, sino que a medida que transitamos por el camino hacia la profundidad del calabozo, es que podemos sentir que Dios está con nosotros.

Amado lector, no permitas que por ningún motivo Satanás te divida de aquellos que Dios ha puesto en tu camino para ser tu apoyo en oración, porque es con ellos que saldrás de las profundidades del calabozo. El carcelero luego de haber sido partícipe de lo ocurrido a Pablo y a Silas, fue el que extendió su mano para limpiar sus heridas, luego de aquel milagro que ocurrió dentro de los cimientos de la cárcel; así que no te asombres, si aquellos que un día te hicieron daño hoy sean los que Dios use para bendecirte y honrarte. Porque en medio de tu obediencia, Dios será fiel contigo. Amén.

Hechos 16:29-34 PDT| 29 El carcelero le dijo a alguien que trajera luz, corrió adentro y temblando de miedo cayó delante de Pablo y Silas. 30 Entonces los llevó afuera y les dijo: —¿Qué debo hacer para ser salvo? 31 Le respondieron: —Cree en el Señor Jesús y serás salvo tú y todos los de tu casa. 32 Pablo y Silas les anunciaron el mensaje del Señor al carcelero y a todos los de su casa. 33 A esas horas de la noche, el carcelero los llevó y les lavó las heridas. Inmediatamente fueron bautizados él y todos los de su casa. 34 Después de esto, el carcelero llevó a su casa a Pablo y a Silas y les dio de comer. Él y toda su familia festejaron porque ahora creían en Dios.

Que la gracia y el favor de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Con amor, 
Fabio R.  Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960
PDT| Palabra de Dios para Todos

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s