NO TE HUNDIRÁS, JESÚS VINO A SOCORRERTE

Mateo 14:24-27 RVR1960| Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era CONTRARIO. 25. Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el MAR. 26. Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de MIEDO. 27. Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!

En ocasiones podemos emprender un viaje, sabiendo que Dios fue quien nos envió y esto nos da la seguridad para seguir avanzando, porque sabemos que lo estamos haciendo conforme a su voluntad. Pero, ¿Que podemos hacer cuando en ese viaje nos sacude la tormenta y esta quiere detenernos?

Notemos esto: Dios siempre nos dará una palabra antes de enviarnos a una asignación y esta palabra será tu sustento en tu transitar, porque la misma te impulsará a seguir avanzando, cuando tus fuerzas y tus emociones te quieran hacer renunciar.

Quizás hoy estas emprendido una nueva asignación dada por Dios, pero por más que navegas, no logras encontrar el horizonte, ya que los golpes a tu barca no han parado de moverla. Pero Dios a través de este devocional, quiere recordarte que no debes pelear con tus fuerzas, sino sostenerte en Él, porque por muy grande que parezca tu desafío, tu capacidad, va por encima de lo que hoy puedes ver en ti, porque es en ese proceso que tu fe te está fortaleciendo, no todos los que escucharon el llamado aceptaron el desafío, pero tu fuiste quien marcó la diferencia, así que no dudes en lo que puede hacer, que para otros parecerá locura. ¿Estás listo para esto?

Amado lector: No temas, porque verás a Dios obrar a tu favor y Él se levantará a defenderte de toda tormenta que el enemigo haya traído a tu vida. Así que no te preocupes por lo que hoy ven tus ojos, porque aquel que te dio la palabra, va acomodar todo lo necesario y ajustar aún lo inajustable para que quede todo a tu medida y su propósito se vea cumplido en tu vida. Enero es un mes de cumplimiento, así que levántate en fe y extiende tus manos, porque tu milagro recibirás. Amén.

Josué 1:5 NBLA| Nadie te podrá hacer frente[a] en todos los días de tu vida.
Así como estuve con Moisés, estaré contigo. No te dejaré ni te abandonaré.

Que la gracia y el favor de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Con amor,
Fabio R. Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960
NBLA |Nueva Biblia de las Américas

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s