USA LO QUE TIENES A LA MANO

Marcos 10:47-49 NTV| 47 Cuando Bartimeo oyó que Jesús de Nazaret estaba cerca, comenzó a gritar: «¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!». 48 «¡Cállate!», muchos le gritaban, pero él gritó aún más fuerte: «¡Hijo de David, ten compasión de mí!». 49 Cuando Jesús lo oyó, se detuvo y dijo: «Díganle que se acerque». Así que llamaron al ciego. «Anímate—le dijeron—. ¡Vamos, él te llama!».

Seguimos con esta hermosa historia que nos registra la Biblia acerca de Bartimeo el ciego, quien cansado de ser mendigo, corrió tras su milagro, cerrando sus oídos a los comentarios e impulsado por su fe a obtener su milagro. Muchos quisieron detenerle, pero cuando tienes tu visión enfocada en el objetivo a lograr, eso va a provocar que lo creas y luego lo poseas, porque la fe te llevará donde tú se lo permitas. El límite se lo pones tú. Dios te está dando una nueva oportunidad, así que ve hacia adelante, porque tu milagro se manifestará y será visible delante de todos.
Muchos en estos tiempos solo quieren recibir su milagro, y se olvidan de quién es Él, cuando aún en medio de esa búsqueda se debe exaltar su nombre. Bartimeo mientras le perseguía, le recordaba quién era Él y apelaba a su misericordia, porque entendía que no era merecedor de su sanidad, pero apelaba a su bondad, para que de él tuviera compasión y fuera sano. Y tú, ¿Porqué estás clamando?

Notemos esto: Bartimeo era ciego, pero no sordo, por esto cuando escuchó entre la caravana que era Jesús el que estaba pasando por ahí, no iba a perder esa oportunidad. Puedo imaginar que Bartimeo deseaba ese encuentro y el día que menos lo esperó allí estaba el Hijo de David, el único que le podía dar aquello que durante toda su vida anheló y esto fue poder ver.

En nuestra vida espiritual también es así, no necesitamos de la vista, para clamar a Dios por el milagro, basta que escuchemos su palabra y esto es suficiente para que nuestra fe se active y nuestro clamor suba al cielo. No esperes ver algo para creer, provoca que tu fe te lleve al altar de oración y clames desde allí, por aquello que aún no has visto, pero que estas creyendole a Dios para verlo, será hecho.

SIGUE CREYENDO
Bartimeo usó sus cuerdas vocales para provocar el milagro, pero ¿Para que la estás usando tú? porque en ocasiones usamos lo que tenemos para lamentarnos de lo que no tenemos y así el milagro que deseo nunca ocurrirá, pero cuando usas lo que tienes de la manera correcta, el milagro se verá reflejado en ti.

Amado Lector, Dios está interesado en sanar tus heridas, Él quiere glorificarse en tu necesidad, pero entregale esas cargas y usa aquello que hoy tienes a la mano como el instrumento que provocará tu milagro, úsala para clamar a Dios con todas tus fuerzas y que veas manifestado aquello que tu corazón anhelas. Recuerda que rendirse no es una opción, cobra ánimo y sigue orando, porque tu milagro ya viene de camino. Amen.

Hebreos 4:16 NTV| Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.

Que la gracia y el favor de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Con amor,
Fabio R. Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
NTV| Nueva Traducción Viviente

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s