FRUCTIFICANDO EN TIEMPO DE CRISIS

Marcos 14:35-37 NTV| 35 Se adelantó un poco más y cayó en tierra. Pidió en oración que, si fuera posible, pasara de él la horrible hora que le esperaba. 36 «Abba, Padre[a]—clamó—, todo es posible para ti. Te pido que quites esta copa de sufrimiento de mí. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía». 37 Luego volvió y encontró a los discípulos dormidos. Le dijo a Pedro: «Simón, ¿estás dormido? ¿No pudiste velar conmigo ni siquiera una hora?

Cuando caminamos alineados al propósito divino, aún aquello que es doloroso para nosotros, es el escenario perfecto que Dios ha creado, para promovernos a una nueva temporada de avivamiento en nuestras vidas. La Biblia nos permite observar como su pueblo experimentó momentos de crisis y como estos pudieron salir fortalecidos y fructíferos después de estos sucesos.

¿MI VOLUNTAD O LA DE DIOS?
Cuando nosotros conociendo su palabra y sabemos que aquello que estamos haciendo la desobedece, debemos saber que toda acción tiene una reacción, y de nosotros depende si es para bendecirnos o para corregirnos, porque cuando el corazón del hombre se endurece, tiende a ignorar la voz del Espíritu Santo aún cuando este le está diciendo en su interior que no lo haga, pero en esos caso impera más el libre albedrío, que la voluntad perfecta de Dios.
No atrases el proceso, porque hay bendiciones que están destinadas para determinado tiempo.
El libro de 2 Samuel 11, nos relata la historia del rey David, quien tomando a una mujer casada por mujer, desató grandes crisis en su familia, ministerio y vida espiritual, porque el haberle dado paso a sus deseos, hizo que no sólo él fuera afectado sino también sus generaciones; y aquí vemos toda la crisis que provocó una mala decisión, trayendo consigo problemas en la familia, en el ministerio y sobre todo en el área espiritual. Esta crisis no era la voluntad de Dios, sino que la propia concupiscencia y el no poder someter su voluntad a la voluntad de Dios, desató la mayor crisis que puedo experimentar el rey David durante los próximos años de su vida, porque el abrirle una puerta al pecado, puede devorar toda una casa.

Romanos 14:12-13 RVR1960|12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. 13 Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano.

Pero que hermoso es saber que Cristo ya pagó por todos nosotros, y que fue ese sacrificio perfecto en la cruz del calvario el que nos dio la libertad y su sangre pagó todos nuestros pecados, haciéndonos justos y aceptos delante de Dios.

Por otra parte vemos la crisis provocada por Dios, y lo podemos ver en la vida de Daniel en el foso de los leones (Daniel 6), pero Daniel a diferencia de David no tuvo consecuencias de maldición, sino de exaltación, porque toda crisis que Dios provoca siempre será para glorificar su nombre y promoverte hacia lo nuevo de Él.
Dios preservó la vida de Daniel, cuando el rey Nabucodonosor creía que tenía poder aún para terminar con los días del escogido por Dios; y si Dios pudo librar a Daniel de las garras del enemigo, cuando más no lo hará contigo; el poder del hombre es limitado y nunca podrá pasar por encima de la protección extendida de la Divina Providencia sobre ti. En ocasiones los hijos de Dios le creen mas la mentira al diablo que a su palabra, y es por eso que vemos a muchas personas intentando levantarse y avanzar, pero no pueden; por esto hoy oro al Padre para que puedas levantarte y empieces a confiar en cada una de sus promesas y creas que su obra se está perfeccionando cada día más en ti. Así que no tengas temor de la opresión, porque aún de allí saldrás bendecido.

Amado Lector, Dios tiene cosas maravillosas para tu vida, pero serás entrenado cruzando por diferentes desafíos de fe, pero recuerda, que no estás sólo, sino que tu fe será fortalecida a través de la oración para poder creerle a Dios y resistir el dolor, porque después de superar la crisis, la gloria de Dios se volverá mucho más tangible en tu vida, que muchos que no creían, empezaran a dar testimonios que solo Dios pudo hacerlo. Amén.

Salmos 30:4-5 NTV| 4 ¡Canten al Señor, ustedes los justos! Alaben su santo nombre. 5 Pues su ira dura solo un instante, ¡pero su favor perdura toda una vida! El llanto podrá durar toda la noche, pero con la mañana llega la alegría.

Que la gracia y el favor de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Con amor,
Fabio R. Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
NTV| Nueva Traducción Viviente
RVR1960|Reina-Valera 1960

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s