LA PAZ QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO 

Filipenses 4:6-7 RVR1960| Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

La Biblia está tan llena de vida, que aún en tiempos de tribulación podemos encontrar esa palabra perfecta, para fortalecernos en tiempo de preocupación. Y una vez más vemos como el Espíritu Santo a través de este pasaje bíblico nos revela que el afán y la ansiedad nos afecta emocionalmente, y desde el punto de vista clínico, también es perjudicial para la salud. Analicemos esto más en detalle:

Debemos fortalecernos en su palabra para disfrutar de una vida plena con Cristo. Empecemos a cambiar el afán por la oración, que a pesar de lo difícil del problema o la situación que estemos viviendo, debemos someter nuestras emociones y vencer nuestra humanidad, para empezar a confiar en Dios, porque aun en tiempos de tormenta, nos dará la victoria.  El problema en ocasiones radica, en el afán por conseguir lo material y lograr las metas personales, que nos alejan del altar de oración,  pensando que si me esfuerzo obtendré todo lo que necesito, y aunque el esfuerzo es muy importante en la conquista de los objetivos, nunca puedes olvidar que fue Dios quien te ha llevado hasta ese lugar.

UNA MENTE LLENA DE SU PALABRA
Hoy el mundo está viviendo tiempos de crisis, que si dejamos que estás nos dominen, viviremos aterrorizados de y las noticias solo nos provocan afán y desánimo, por eso el contacto con su palabra diariamente, nos dará las fuerzas para sostener nuestra fe aun en tiempo difícil,  porque la fe en Jesús nos llevará a orar fervientemente por cuando sabemos que Él es mayor que todo problema que estemos enfrentando.  Así que llena tu mente de la palabra de Dios y tus pensamientos serán productivos para reflejar la paz de Cristo en tu vida. 

Amado lector, Dios lo hará otra vez, pero debes seguir perseverando en el altar de oración,  recuerda que en ocasiones Él permite la tormenta para renovar tu vida de oración y así te hagas más fuerte en Cristo para que sus promesas se cumplan en tu vida. No te afanes por nada, vence el afán con la oración, llena tu mente de su palabra y podrás tener paz a pesar de la tormenta que enfrentes.Amen.

Que la gracia y el favor de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Con amor, 
Fabio R.  Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s