UN MILAGRO AL INSTANTE

Lucas 8:43-44 RVR1960| Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada, 44. se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre.

Al instante, connota inmediatez, aceleramiento, prontitud y esto es lo que muchos hijos de Dios están provocando en estos tiempos, porque el deseo por experimentar ese toque divino, está atrayendo el cielo a la tierra, llevándonos a vivir una manifestación de milagros, que solo por su infinita misericordia nos está permitiendo percibir.
Esta mujer buscó todas las salidas humanamente posibles, pero nada le funcionaba, incluso la misma Biblia nos menciona que empeoraba el sangrado que ella padecía. Pero, ¿se quedó ella estancada? ¿Se victimizó a causa de la enfermedad que padecía desde hace doce años?

Notemos que esta mujer no se rindió y buscó por todos los medios la sanidad que su organismo necesitaba, cuando un médico le decía que no podía hacer nada, ella seguía adelante buscando otro que la pudiera ayudar y aunque conocemos que ningún especialista pudo resolver su problema, ella nunca perdió la esperanza de que algún día fuera libre de su enfermedad.

ES TU OPORTUNIDAD
Ella al igual que cualquiera que tuviera una urgida necesidad, iría detrás de aquel que podía sanarla, por esto aunque era una mujer inmunda de acuerdo a la ley ( Lea Levítico 15:19-23), ella al escuchar que el Maestro estaba pasando por allí, no se detuvo, sino que se mezcló entre la multitud y en un acto de valentía, impulsado por su fe, rompió con toda limitación humana para obtener su milagro, irrumpiendo espiritualmente el tránsito de Jesús, queda al descubierto que poder había salido de Él y aquella mujer que quería mantenerse en incognito es mostrada a la luz, pero no solo recibió la sanidad, sino que también recibió la salvación y la paz, que su vida hace mucho había perdido.

Lucas 8:48|Y él le dijo: Hija, tu fe te ha salvado; ve en paz.

El azote que ella estaba padeciendo fue lo que provocó que ella tocara el manto de Jesús, porque todo aquello que nos pueda provocar aflicción, en Jesús obtendremos la libertad. Muchos podemos tener una situación que nos aflige en nuestras vidas, pero debemos tener siempre nuestra fe en Jesús, porque aquello que es imposible para el hombre es posible para Dios.

Lucas 18:27|Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

Amado lector, Dios está anuente de lo que te aflige y aunque has orado y no has visto su respuesta, mantente expectante, porque a su tiempo perfecto recibirás el milagro. Aunque esta mujer gastó todo su dinero en médicos, Jesús la sanó gratuitamente y ella pudo ver la mano de Dios moverse a su favor. Así que espera tu milagro, porque su manifestación se verá al instante. Amén

Que la gracia y el favor de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Con amor,
Fabio R. Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s