DETERMINADOS A LA CONQUISTA

1 Samuel 17:33-35 RVR1960| Dijo Saúl a David: No podrás tú ir contra aquel filisteo, para pelear con él; porque tú eres muchacho, y él un hombre de guerra desde su juventud. 34. David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, 35. salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba.

El ser humano tiende a subestimar a otros, simplemente por como se ve o lo que su vista puede percibir de otros. Y lo mismo le ocurrió a David, cuando se presentó delante del rey Saúl con una actitud de victoria, este quiso minimizarlo, porque a su ojo, David no cumplía con el estereotipo de ser un guerrero y mucho menos para vencer a un gigante tan intimidante como lo era Goliat. Pero lo que desconocía el rey Saúl era que David estaba lleno del Espíritu Santo y su capacidad no se medía por su estatura, sino por lo que portaba dentro de él.

Notemos esto: Cuando tu confianza está puesta en Dios, no temerás a los gigantes o territorios a los que el Señor te quiera enviar, porque estás revestido de tanta autoridad, que reconoces que dentro de ti portas un espíritu diferente. Muchos no podrán entender porque nada te detiene, y es porque muchos desconocen el poder y la autoridad que Dios le ha entregado a sus hijos. La mayoría de las personas están acostumbrados a ver un cristiano en derrota y lleno de amargura.

A la lógica humana, David era un ser humano descalificado para ser parte de un ejército, y podemos entender que las palabras del rey Saúl se enfocaban en la inexperiencia de David vs a un gigante entrenado desde muy joven para ser un hombre de guerra. Pero estas son las cosas que la lógica humana jamás podrá entender, porque las victorias dadas por Dios, no se miden en la fuerza o capacidad que pueda mostrar el hombre.

Proverbios 21:31| El caballo se alista para el día de la batalla; Mas Jehová es el que da la victoria.

NO TE RINDAS POR LO QUE TUS OJOS VEN
El cristiano que su discernimiento espiritual se basa en lo que sus ojos ven, jamás podrá ver a Dios actuar de manera sobrenatural. Andamos por fe, no por lo que veamos, porque el ojo en ocasiones te puede engañar y llenarte de desánimo. Sí David se hubiera enfocado en el tamaño de su oponente, jamás hubiera dado inicio a que su nombre fuera conocido entre el pueblo de Israel. Así que si hoy te encuentras en el campo de batalla, es porque Dios sabe que es necesario que salgas a la palestra y tu nombre sea conocido, porque esto dará inicio al cumplimiento de cada una de sus promesas. No tengas miedo si hoy tus hijos están siendo minimizados, porque aquellos que alguien vio en poco, hoy Dios los está exhibiendo para que vean las maravillas que Él hará, porque cosa grande será.

Isaías 49:22-23 RVR1960| Así dijo Jehová el Señor: He aquí, yo tenderé mi mano a las naciones, y a los pueblos levantaré mi bandera; y traerán en brazos a tus hijos, y tus hijas serán traídas en hombros. 23 Reyes serán tus ayos, y sus reinas tus nodrizas; con el rostro inclinado a tierra te adorarán, y lamerán el polvo de tus pies; y conocerás que yo soy Jehová, que no se avergonzarán los que esperan en mí.

Amado lector, cosas grandes Dios hará, solo confía y no te límites en aquello que otros piensen o digan sobre ti, porque eres capaz de lograr más allá de lo que tus ojos puedan estar viendo. Creele al Señor, Él nunca te dejará en vergüenza. Amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.
Fabio R. Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s