¡HECHO ESTÁ!

Marcos 10:47-49 RVR1960| Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! 48. Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! 49. Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama.

Cada uno de nosotros decide si clama por su milagro o se queda en su zona de comodidad viendo pasar su oportunidad. Creo que al igual que Bartimeo muchos de nosotros al escuchar que viene pasando Jesús, nos moveriamos y arrebataríamos el milagro.La osadía que tuvo este hombre nos enseña que nunca es tarde para obtener aquello que por año se ha anhelado, él vió la oportunidad y la aprovechó, no se quedó viendo como otros recibían el milagro, sino que también quiso ser partícipe de aquellos que eran transformado por su misericordia. ¿Qué estás haciendo tú para provocar tu milagro?.

Notemos esto: Nuestra vida cristiana es como la de un ciego, que no se guía por lo que ve, sino por la fe en lo que escucha acerca de Jesús. Bartimeo no necesitó ver a Jesús para creer que podía recobrar la vista. Cuando nos movemos por fe, veremos a Dios actuar a nuestro favor de una forma sobrenatural para traer a cumplimiento aquello que su palabra establece.

ESCUCHA LA VOZ DE JESÚS
Diariamente somos bombardeados con información de diferentes partes del mundo, donde el punto más alto de las noticias es la crisis que el mundo atraviesa y si vemos los titulares, no sólo se habla de crisis financiera, sino de valores, de la familia, de los alimentos y un sin números de nombres, que sino nos alimentamos a diario con su palabra, podemos quedar sumergidos en un pánico que nos impedirá ver la obra de Dios manifestada sobre nuestras vidas. Nuestro Dios tiene autoridad en los cielos, como también debajo de la tierra, y el plan del enemigo es impedirte que puedas creer en Él, porque para Él que cree todo le es posible.

LA ORACIÓN ES LA CLAVE DE TU VICTORIA
El poder de la oración sigue vigente aún en estos tiempos, solo abre tu boca y clama a Dios. Bartimeo creyó, cuando muchos lo mandaban a guardar silencio, porque cuando tienes la convicción de que Dios lo puede hacer, puedes confiar en que Él lo hará aunque tu entorno y las voces que te rodean digan lo contrario e incluso quieran matar tu sueño. Si Dios lo dijo, Él lo hará.

Números 23:19-20 RVR1960|19 Dios no es hombre, para que mienta,Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? 20 He aquí, he recibido orden de bendecir; Él dio bendición, y no podré revocarla.

Amado lector, La respuesta a tu necesidad la podrás encontrar en Jesús, por muchos años te has resistido a su presencia, pero verás que Él puede cambiar tu historia y darle un nuevo sentido a tu vida, si así se lo permites. Jesucristo no vino para juzgar, ni señalar, sino para mostrar su amor y su misericordia a todo aquel que esté dispuesto a recibirlo cOmo su Señor, su Salvador y sanador. Ten presente que nada podrá darte aquello que sólo la presencia de Jesús te puede dar. Recobra el ánimo, no te detengas, clama a Dios, vuelve a empezar, porque aún hay esperanza para todo aquel que en Él cree. Amén.

1 Juan 4:10 NVI| En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de [a] nuestros pecados.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.
Fabio R. Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960
NVI|Nueva Versión Internacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s