INDETENIBLES CON JESUCRISTO

Mateo 14:27-29 RVR1960| Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis! 28. Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. 29. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.

Cuando le creemos a Dios, nos volvemos indetenibles y esto fue lo que Pedro nos mostró en este pasaje de la Biblia. Pedro no se limitó, ni puso como pretexto la tormenta para desviar su mirada de la presencia del Señor, sino que viendo lo que Jesús estaba haciendo en medio de la tormenta, anhelo también experimentar esa tranquilidad que le permitía caminar confiado sobre las aguas que se levantaban por los fuertes vientos. Es increíble como este hombre sintió tanta fe al ver a Jesús caminar sobre las aguas que quiso ser imitador de eso, y esto me recuerda a Pablo cuando decía: ser imitadores de mí, así como yo de Cristo (Lea 1 Corintios 11:1) y creo que esto es lo que nos hace falta en estos tiempos, volver a los principios bíblicos y fortalecernos en su palabra, para soportar las tormentas y seguir avanzando hacia el llamado que el Señor nos está haciendo.

Notemos esto: ¿Porque los discípulos estaban viendo un fantasma, cuando era Jesús que venía hacia ellos? Lo primero que podemos resaltar es la condición en la que ellos se encontraban, en medio de una gran tormenta y siendo azotados por las olas, no todos van a mantener la confianza en Dios. Cuando el ser humano se encuentra en situaciones extremas, su mente por naturaleza producirá temor y esto le impactará de manera negativa en sus emociones, llevándolo a que su visión sea vea distorsionada e incluso sus palabras se tornen en derrota. Se claramente que muchos de los que estamos compartiendo este devocional nos hemos sentido así, pero gloria sea al Señor, que siempre llega en el momento correcto y nos muestra que Él ni nos ha dejado, ni nos ha desamparado. En ocasiones Dios permitirá la tormenta para que lo veamos obrando en medio de ella; pero si dejamos invadir nuestra mente por el temor, sin duda alguna nuestra visión se nublara y veremos desenfocada la salida de la tormenta.

Deuteronomio 31:6| Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.

Miremos la actitud de Pedro ¿Que hizo cuando escuchó la voz de Jesús? ¿o Pedro fue el único que escuchó su voz?
Hay una clara diferencia entre escuchar y oír, y muy posiblemente los discípulos sólo oyeron; una persona que solo está oyendo quiere decir que está percibiendo un sonido en su oído, pero su atención está concentrada en otra cosa, menos en lo que se está diciendo. Pedro estaba tan atento a lo que estaba pasando que pudo enfocar la visión que todos estaban viendo de manera diferente, que permitió que su oído se conectara a lo sobrenatural.

Y esto no está lejos de la realidad, porque en ocasiones aquello a lo que algunos le llaman desgracia, otros le llamamos oportunidad. Actualmente conozco muchas personas que la pandemia los impulsó a montar un negocio que incluso los ha llevado a expandirse hacia otros territorios, pero también conozco a algunos que les afectó negativamente y que al día de hoy no han logran salir de la situación en la que se encuentran, porque están más enfocados en el recuerdo del pasado, que aquello nuevo que Dios quiere enseñarles con todo lo que han vivido.

Amado lector, no permitas que el desánimo y la crisis que el mundo está viviendo te paralice, todo esto que estamos viendo en los medios no debe tomarnos por sorpresa, porque es necesario que todo esto acontezca, para que la venida del Hijo del Hombre se de. Pero mientras esto sucede nosotros como siervos de Jesucristo debemos mantenernos expectantes a lo que Él quiere hacer con nuestras vidas en estos tiempos, porque aquello que el hombre ve como imposible, para Dios todo es posible y por medio de Él somos más que vencedores. Aleluya.

Romanos 8:37 NBLA| Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.
Fabio R. Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960
NBLA | Nueva Biblia de las Américas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s