DONDE HAY ORACIÓN, HAY MILAGROS

Hechos 3:1-3 RVR1960| Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración. 2. Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo. 3. Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna.

Cuando buscamos a Dios con un corazón humilde, seremos usados por Él  para traer libertad a la vida de otros; debemos resaltar que cuando usamos la palabra libertad, va direccionada a la libertad física y a la espiritual, una se manifiesta en su estado natural y la otra es su vida espiritual y en ambas, sólo por el poder del nombre de Jesucristo hay libertad.

Notemos esto: ¿Hacia dónde se dirigían Pedro y Juan a esa hora del día? Ellos se dirigían a la oración, esto nos revela la vida constante de oración que mantenían estos hombres de Dios y esto los hacía sentir tan llenos de su Espíritu Santo que podían hablar con autoridad y expulsar a todo espíritu inmundo que estuviera impidiendo que la vida de otro ser humano fuera salva, ellos por la autoridad que el Nombre de Jesucristo les había dado podía expulsar cualquier enfermedad y también hablarle a otros de que sólo por medio de Jesucristo hay salvación. 

1 Timoteo 2:5|Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres,
Jesucristo hombre, 

LA ORACIÓN EFICAZ PROVEE LO QUE REALMENTE NECESITAS
¿Que estaba pidiendo este hombre cojo de nacimiento? Estaba pidiendo una limosna, pero los apóstoles sabían que esa no era su única necesidad realmente,  porque les fue revelado por el Espíritu Santo que este hombre necesitaba una sanidad y ellos fueron el canal de bendición que el Espíritu Santo usó para manifestar esa sanidad divina y todos los que se encontraban a la puerta del templo que se llama la Hermosa fueran testigos del poder sobrenatural de Dios.  Quizás hoy estás atravesando un proceso difícil en tu vida, pero permíteme decirte que no dejes de orar, porque tu oración está trayendo respuesta para la necesidad de alguien. Así que persevera en la oración porque cosa grande Él hará.

Amado lector, Dios sabe de que tienes necesidad,  pero no permitas que esa necesidad sea un tropiezo para cumplir aquello que Él te ha mandado.  Es tiempo de obedecerle por encima de tu necesidad y verás como Dios te usará para ser la respuesta a la oración de alguien. Persevera, aguanta, resiste, porque tu oración está estremeciendo los cielos y su poder se manifestará. Amén. 

Hechos 3:7-8 RVR1960| 7 Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos; 8 y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes. 
Fabio R.  Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960 | Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s