PROTEGIENDO LA UNIDAD

Génesis 3:9-13 RVR1960| Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? 10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. 11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol del que yo te mandé no comieses? 12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. 13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

La Biblia nos relata que Dios habitaba entre la primera pareja y esto mostraba la unidad que existía entre ellos, pero la astucia del enemigo logró que aquella unidad se quebrará y el pecado entrara y se diera una división entre ambos. Dios es un Dios de unidad y donde no hay unidad el territorio está siendo influenciado o dominado por el enemigo.

Notemos esto: ¿Cuál fue la primera reacción de Adán y Eva después de haber comido del fruto prohibido? Experimentaron por primera vez la sensación de temor, fue por esto que sintieron miedo de ver a Dios y se escondieron, porque el pecado te lleva a querer ocultarlo.
Cuando se pierde la comunión con el Padre, empezarás sentir que el temor y la ansiedad te invaden y te obstruye poder visualizar los planes que Dios tiene contigo, porque le crees más a la realidad de hoy que al futuro de gloria que Él te tiene preparado.

Procura mantener tu corazón ligado al de Dios, para que no prestes tus oídos a la voz del enemigo y no te vuelvas presa fácil de su engaño.

COMO CENTINELA EN NUESTROS HOGARES
Dios le había dado directrices claras de como debía manejarse dentro de el huerto, de los límites que debía guardar y las consecuencias al cruzarlos; y lo mismo sucede hoy, hay límites que si los cruzamos tendremos consecuencias graves en nuestros hogares, es por esto la importancia de conocer la verdad de Dios y con la ayuda de su Espíritu Santo obedecerlas.

El mundo te ofrece muchas opciones, pero debes escoger mantenerte fiel y obediente a Dios. No permitas que el enemigo dañe la familia que Dios te entregó, así que vigila que el pecado no entre y Dios siempre sea el centro de tu hogar.

Amado lector, quizás este mensaje no sea del agrado de algunos, pero es una realidad que estamos viviendo a diario, porque el trabajo del enemigo es tratar de romper nuestra comunión con Él. Así que hoy toma la decisión de rendir totalmente tu vida a Cristo y de ponerlo en primer lugar en todo en tu vida y verás como las bendiciones de Dios serán notarios en tu vida. Amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.
Fabio R. Ventura

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s