UN CORAZÓN DISPUESTO A SERVIRLE A DIOS

Lucas 1:5-7 RVR1960 |Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías; su mujer era de las hijas de Aarón, y se llamaba Elisabet. 6 Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor. 7 Pero no tenían hijo, porque Elisabet era estéril, y ambos eran ya de edad avanzada.

Nuestro servicio a Dios no puede estar condicionado a nada de este mundo. En ocasiones esto nos puede llegar a suceder sin darnos cuenta, pensando que podemos colocarle a Dios condiciones para servirle, queriendo hacer trueques con Él, como si nuestro «amor« estuviera motivado únicamente por un beneficio y no porque en realidad le amamos.

EN COMUNIÓN CON EL ESPÍRITU SANTO
Todo aquel que no tenga una relación con Dios le costará servirle con excelencia. El amor por Él te impulsará a realizar las cosas desinteresadamente, sin poner objeción en el tiempo o condiciones a lo asignado, porque sabes que todo lo que hagas, lo haces como para el Señor y con tus actos estás dando testimonio de que has nacido para servir y no para ser servido.

Colosenses 3:23|Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón,
como para el Señor y no para los hombres;

Muchos en la actualidad no pueden servirle aunque quisieran, porque su propia humanidad se los impide al ver que no están recibiendo ningún tipo de remuneración, ni mucho menos están siendo exhibidos para que otros vean su trabajo y los exalten, porque al único que debemos exaltar es a nuestro Dios Todopoderoso. Recuerda aquello que dice su palabra en Lucas 14:11|Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

Entonces lo primero que deseo resaltar, es que antes de lanzarte al servicio a Dios, es que te enfoques en llevar una comunión con su Espíritu Santo, porque las diferentes pruebas y procesos que vivirás, los podrás soportar por las raíces profundas que desarrolles por medio de su palabra y de una vida constante de ayuno y oración.

Notemos esto: ¿Cómo estaría el corazón de Elisabet al ver que era estéril? ¿Tenía Dios el poder para quitar su esterilidad? ¿Puso ella una condición para servirle a Dios? Podemos llegar a pensar que en ocasiones Elisabet y su esposo Zacarías sintieron tristeza al no poder concebir hijos, también pudieron haber sentido desaliento al ver que su oración no tenía respuesta; pero de algo sí estoy seguro, es que seguían sirviendole a Dios (Leer Lucas 1:6) . Y aunque Dios tenía el poder para sanar su esterilidad, ellos también sabían que Él es soberano y en su tiempo perfecto traería la respuesta esperada.

Y quiero enfatizar esto, porque en ocasiones el hecho de no recibir la respuesta a la petición, la calidad de nuestro servicio se vuelve mediocre y por compromiso con el hombre, pasando por alto el llamado que Él nos hizo. Una pregunta que yo mismo me hice en un momento de dificultad y hoy te la hago a ti: ¿Dejar de servirle a Dios resolverá mi problema? De ninguna manera, porque esa es una estrategia que el enemigo te envía, para que termines soltando todo y no puedas alcanzar el destino que Dios tiene trazado para ti y que te será entregado en el momento que estés capacitado para recibirlo.

DIOS SIEMPRE RESPONDE A UN CORAZÓN HUMILDE
Cuando estamos enfocados en buscar y servir a Dios nuestro corazón se vuelve más humilde y esto provoca que seamos indetenibles en el servicio, porque entendemos que con nuestras fuerzas no podemos hacer nada, sino que en todo tiempo dependemos de Dios. Amado lector, Dios hoy no solo quiere enseñarte a servirle con excelencia, sino que desea restaurar tu llamado; quizás pasaste diferentes tormentas, traiciones y heridas en el transcurrir de tu servicio a Dios y esto pudo provocar una ruptura en tu servicio, pero hoy Dios te está diciendo que vuelvas a servirle, que depende de Él y no de tus propias fuerzas, porque grandes maravillas hará Jehová por medio de tu servicio.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s