NUESTRAS ARMAS NO SON CARNALES

2 Corintios 10:3-5 RVR1960| Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4. porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5. derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,

Todos de una forma u otra enfrentamos diferentes batallas, las cuales si no sabemos como pelearlas terminaremos sufriendo las consecuencias del enfrentamiento. 
Lo primero que debemos resaltar para estar bien claros, es que no tenemos lucha contra sangre y carne. (Lea Efesios 6:12), sino que nuestra lucha es contra seres espirituales que buscan destruirnos y sacarnos del propósito de la Divina Providencia; entonces tomando esto en cuenta no debemos ver a las personas que nos rodean como nuestros enemigos, cuando de cierta manera sólo son instrumentos utilizados por el enemigo para herirte y sacar la peor versión de ti, que en ocasiones Dios lo permite para que puedas ver que hay en tu corazón y puedas saber que necesita ser transformado en ti.

 Si nuestros entendimiento es abierto, entonces podremos entender que nuestro verdadero enemigo está camuflado y solo aquellos que tienen un discernimiento podrán entender que su ataque viene orquestado del mismo infierno.

Notemos esto; Si no usas las armas correctas en la batalla, terminarás hiriendo a las personas que amas; cuando tu verdadera intención es destruir y callar la voz del enemigo. Es por eso que debes tomar en cuenta que las batallas se pelean de rodillas y se ganan en el plano espiritual. 

1- CORRE AL ALTAR DE ORACIÓN Y FORTALECETE EN EL SEÑOR
Esta es la única forma de poder vencer la batalla emocional o espiritual que puedes estar enfrentando. Corre a los brazos de tu Padre amado, humilla tu corazón y expresale lo que sientes. Esto fue lo que hizo Jesús en el Getsemaní (Mateo 26: 36-45), porque cuando le abres tu corazón al Señor y le entregas tus cargas, entonces le estás dando el acceso a Él obrar en tu vida y puedas superar la tormenta.

2- PREPÁRATE PARA LA GUERRA
Cada día enfrentamos diferentes procesos y batallas, es por esto la importancia de prepararnos cada día en la intimidad con el Señor,  donde vas a recibir de Dios lo necesario para soportar cualquier tormenta o tentación que se te presente. Recuerda que somos soldados de Cristo y cada día debemos entregar todas nuestras cargas en las manos del Señor, para que nuestra humanidad sea quebrantada y así demos lugar al fruto del Espíritu Santo. 

Amado lector, Debes tener presente que todos los días enfrentamos retos de fe, pero dependerá de nosotros si salimos en victoria de cada uno de ellos. Así que no comprometas tu tiempo diario a solas con el Espíritu Santo,  porque es allí en tu cámara secreta donde vas a conquistar el territorio que Dios te ha entregado. Recuerda que Dios ha prometido estar contigo siempre y pelear tus batallas, deja que sea Él quien pelee por ti, tú sólo enfócate en buscar su presencia hoy. Amén.

Juan 16:33 RVR1960|Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes. 

Fabio R.  Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s