EN DIOS AUN HAY ESPERANZA

Lucas 7:12-15 NTV| Cuando Jesús llegó a la entrada de la aldea, salía una procesión fúnebre.
El joven que había muerto era el único hijo de una viuda, y una gran multitud de la aldea la acompañaba. 13. Cuando el Señor la vio, su corazón rebosó de compasión. «No llores» —le dijo.
14. Luego se acercó al ataúd y lo tocó y los que cargaban el ataúd se detuvieron. «Joven —dijo Jesús—, te digo, levántate». 15. ¡Entonces el joven muerto se incorporó y comenzó a hablar!
Y Jesús lo regresó a su madre.

Esta historia nos ayuda a comprender el amor de Jesús por la humanidad. Esta mujer viuda nunca esperó que su dolor fuera quitado de un momento a otro, su hijo al que llevaban en un ataúd volvía a la vida, solo porque Jesús movido en misericordia tocó el ataúd y le dijo al joven que se levantara, y este no sólo se levantó, sino que también comenzó a hablar, y una vez más Jesús le estaba mostrando su compasión y amor al ser humano; Jesús actuó movido por misericordia, porque esta mujer, ni los que le acompañaban, le habían pedido un milagro.

Por esto lo primero que deseo resaltar en este devocional, es que Jesús se compadeció del dolor de esta mujer, quien no solo era conocida como viuda en Naín, sino que ahora había perdido a su único hijo, no se mencionan los motivos de su muerte, ni mucho menos el nombre de este o el de su madre, pero lo que sí vemos en esta escena, es el dolor de una pérdida que para el ser humano es irreparable. Por eso cuando Jesús se encuentra con esta caravana fúnebre, fue movido en misericordia y pudo impedir la sepultura de ese joven, devolviendole la vida, y brindándole a éste y a su madre una nueva oportunidad, un nuevo comienzo. Jesús nunca llega tarde, Él siempre llegará en el momento correcto y actuará conforme a su voluntad, para quitar de tu corazón el dolor, y secar las lágrimas que por tanto tiempo han estado opacando tu mirada.

Notemos esto; una gran multitud rodeaba a esta mujer, y puedo imaginar que habían emociones mezcladas, algunos pudieron sentir lástima de ella y otros solo tristeza, pero de lo que sí estamos seguro, es que sin importar el sentimiento que muchos tenían, nada de esto podía devolverle la vida a su hijo. Pero una vez más nos damos cuenta, que donde llega la limitación del ser humano, es allí donde empieza a actuar el poder sobrenatural de Dios; así que sin importar como se vea tu entorno, no limites a Dios, porque Él es experto es hacer milagros sobrenaturales, y aquello que una vez estuvo muerto, hoy vuelve a la vida en el nombre de Jesús.

1- MANTÉN VIVA LA ESPERANZA PORQUE DIOS LO HARÁ OTRA VEZ
En ocasiones vemos algo que está muriendo en nuestras vidas, llámese anhelos del corazón, áreas espirituales o sueños, y ¿Qué hacemos? ¿Llorar y lamentarnos?… Pues allí no está la solución, sino que debes recordar que tu problema en las manos de Jesús, tendrá la salida que hace mucho vienes buscando; así que corre a su presencia, y sostente de sus brazos, porque es allí donde podrás experimentar el amor y la paz, que tu alma está anhelando.

2- LA TRISTEZA SE TRANSFORMA EN GOZO
Cuando Jesús toma protagonismo en esta escena, cambió la tristeza en gozo, y los que ahora lloraban, se lamentaban e incluso se cuestionaban, podían ver la intervención divina manifestada, y lo que un momento era llanto, ahora estaba cambiando en cánticos de felicidad.

Por la noche durará el lloro, y a la mañana vendrá la alegría” (Salmos 30:5).

Amado lector, Permítele a Jesús traer cambios a tu vida, aún hay milagros que necesitan ser manifestados para devolverte la felicidad que con el dolor has perdido. No le cierres la puerta a una nueva oportunidad, porque aún aquello que pensabas que estaba muerto, hoy Dios lo toca y le devuelve la vida (Juan 11:40), para que veas que Él es Dios y tiene cuidado de ti, y que no sólo le interesa proveer para cada una de tus necesidades, sino que también quiere devolverte el gozo y la felicidad a tu vida. Así que levanta tus manos al cielo y empieza a darle gracias, porque sólo Dios tiene la última palabra en tu situación y Él puede hacerlo posible. Amén.

Lucas 1:37 RVR1960| porque nada hay imposible para Dios.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
NTV| Nueva Traducción Viviente
RVR1960| Reina-Valera 1960

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s