UNA LLUVIA GRANDE VIENE PARA MI

1 Reyes 18:41-46 RVR1960 |Entonces Elías dijo a Acab: Sube, come y bebe; porque una lluvia grande se oye. 42 Acab subió a comer y a beber. Y Elías subió a la cumbre del Carmelo, y postrándose en tierra, puso su rostro entre las rodillas. 43 Y dijo a su criado: Sube ahora, y mira hacia el mar. Y él subió, y miró, y dijo: No hay nada. Y él le volvió a decir: Vuelve siete veces. 44 A la séptima vez dijo: Yo veo una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, que sube del mar. Y él dijo: Ve, y di a Acab: Unce tu carro y desciende, para que la lluvia no te ataje. 45 Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo una gran lluvia. Y subiendo Acab, vino a Jezreel. 46 Y la mano de Jehová estuvo sobre Elías, el cual ciñó sus lomos, y corrió delante de Acab hasta llegar a Jezreel.

El profeta Elías demuestra una fe poderosa en este pasaje de la Biblia; esta clase de fe es la que te introduce a lo sobrenatural de Dios.

Podemos observar que el profeta Elías le declara unas palabras tan esperadas por rey Acab, porque las mismas le devolvería la esperanza al pueblo de Dios; en el versículo de 1 Reyes 18:1: Pasados muchos días, vino palabra de Jehová a Elías en el tercer año, diciendo: Ve, muéstrate a Acab, y yo haré llover sobre la faz de la tierra. Pero si analizamos con mayor atención las palabras del profeta, no solo le transmitió Acab lo que había dicho Dios, sino que añadió unas poderosas palabras de fe, y en el versículo 41 puedes encontrar que dice: Entonces Elías dijo a Acab: Sube, come y bebe; porque una lluvia grande se oye.

Este es el tipo de fe que todos debemos desarrollar, porque no solo comunicó el mensaje, sino que también creyó en el cumplimiento de está palabra revelada por Dios.

Notemos esto: Cuando desarrollas tu confianza en Dios, puedes verlo en todo tiempo y aun en los momentos más difíciles de tu vida; porque la fe que pones en su palabra, desarrollará en ti sentidos espirituales que otros no podrán entender.

Imaginemos la cara de Acab cuando el profeta le dijo se oye una gran lluvia, esto puede sorprender el conocimiento humano, porque en tres años no había llovido, y humanamente Acab no podía oír nada. Pero aquí está la diferencia entre una persona llena de fe sosteniéndose de un rhema de Dios, y otra que solo por su vista y sus oídos se deja guiar.

Dios obra de una forma sobrenatural, Él es experto en impactar en lo ordinario, para mostrar su poder extraordinario, donde cualquiera que lo escucha sabe que eso solo fue posible por El. Pero la pregunta sería: ¿Qué estás oyendo tú en estos tiempos de sequía?

En ocasiones el problema radica en que no oímos la lluvia grande que se acerca, porque nuestros oídos están tapados de tanta basura que consumimos a través de los diferentes medios que no son de edificación para tu fe, pero ese es el trabajo del enemigo, mantenerte entretenido para que no puedas estar apercibido ni alerta a los cambios de la atmósfera de Dios. Así que si deseas oír la voz de Dios, necesitas empezar a apagar todas aquellas voces que le abren puertas al enemigo y te separan de la santidad divina.

Amado lector, Dios es experto en hacer milagros cuando la atmósfera de fe del creyente se lo permite. El Espíritu Santo quiere manifestar su poder, pero en vez de glorificar a Dios por lo que está haciendo, queremos meter la lógica humana en lo extraordinario que está sucediendo y terminamos contristado a su dulce Espíritu Santo. No trates de buscar lo natural, en aquello que viene del cielo, y está obrando a tu favor, porque un corazón que se ha levantado a creerle a Dios y en medio del desierto ha sido procesado, entonces está preparado para ver los cielos abiertos a su favor. Así que goza, porque la lluvia grande está a punto de caer sobre ti. ¡Aleluya!

Isaías 43:19 DHH| Yo voy a hacer algo nuevo, y verás que ahora mismo va a aparecer.
Voy a abrir un camino en el desierto y ríos en la tierra estéril.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas
RVR1960| Reina-Valera 1960
DHH| Dios Habla Hoy

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s