MI FAMILIA ESTÁ GUARDADA POR DIOS

Mateo 11:28-29 RVR1960| Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.

Jesús cuando compartió está palabra, nos estaba enseñando el carácter que todo cristiano debería tener frente a todo aquello de lo que no puede tener el control; y la calma y humildad de corazón ante las situaciones que nos están bombardeando, las cuales directa o indirectamente, pueden afectar nuestras familias.

Notemos que quiere decir la palabra: Manso
La palabra mansedumbre tiene su equivalente en el griego “praotes” y en el hebreo anvá, derivandose del latín “mansetudine” a su vez proveniente de “mansus” que significa quietud, refiriéndose a aquella tranquilidad espiritual que controla las emociones, al ser humano que no se desborda, que prudentemente expresa sus convicciones sin ofender, que no se entrega a las pasiones mundanas, que perdona, escucha y protege, sin hacer alarde de sus actos, que acepta los designios de Dios y no lo alteran las ofensas injustas de los demás, para quienes no reserva rencor ni venganza, no como síntomas de debilidad sino de equilibrio y fuerza de autocontrol.

Pero, ¿Cómo formamos nuestro carácter con tal mansedumbre?

DEJA QUE EL ESPÍRITU SANTO ACTÚE
Esta mansedumbre nos lleva a reaccionar con amor a pesar que haber recibido una ofensa, y solo puede ser producida por el Espíritu Santo de Dios; y todo dependerá del tiempo de calidad que estés dispuesto a pasar con Él en oración, adoración y lectura de su palabra. El problema es que en ocasiones pasamos más tiempo en lo trivial que en aquello que nos edifica, y esto incluso influye en lo que compartimos con otros, que sin discernirlo dejamos que se introduzca en nuestro hogar, y luego esas pequeñas zorras pueden dañar todo nuestro viñedo.

Cantares 2:15 TLA| Las zorras pequeñas causan daño a nuestras viñas.
¡Ayúdennos a atraparlas, pues nuestras viñas están en flor!

NO ES CON TUS FUERZAS, SINO CON LAS DE DIOS
Como seres humanos debemos entender que hay cosas de las cuales no tenemos el control, y solo Dios tiene autoridad sobre ello. Pero en ocasiones vivimos una vida frustrada, al desear cambiar algo sobre lo cual no tenemos control y esto puede provocar fracturas en la familia; aprende a entregarle tus cargas al Señor, y confía en lo que Él hará, porque por más que intentes trabajar en la conducta de tu cónyuge o en la de tus hijos, si no involucras al Señor en el asunto no podrás obtener la victoria, porque en ocasiones muchas de esas luchas son espirituales, y solo el poder de la oración unánime podrá romper con todas esas ataduras que pueden tener cautiva a tu familia y no habían podido ser libre, pero hoy en el Nombre de Jesús y por el poder de su sangre preciosa, son libres de todo lazo de destrucción con el que el enemigo los tenía atados.

Amada lector, No permitas que el enemigo siga robándote tu paz, sigue creyendo en las promesas que Dios te ha dado, y espera confiadamente en ellas, porque en su momento Él actuará a tu favor; así que no sueltes la oración, porque la misma es la herramienta para afianzar los lazos familiares que te ayudarán a conquistar el territorio que Dios ya les ha entregado. Amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas
RVR1960|Reina-Valera 1960
TLA |Traducción en lenguaje actual

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s