YO SOY TU PROVEEDOR, TE DICE EL SEÑOR

1 Reyes 17:2-5 RVR1960| Y vino a él palabra de Jehová, diciendo: 3 Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, que está frente al Jordán. 4 Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer. 5 Y él fue e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fue y vivió junto al arroyo de Querit, que está frente al Jordán.

Cuando Dios llamó al profeta Elías, lo hizo para hacerle saber a su pueblo, que Israel tenía un solo Dios, y que esos ídolos a los que muchos de ellos le habían construido altares, no tenían ningún poder, ni autoridad sobre todo lo que existía y fue creado por Dios. Pero presentarse ante Acab, e informarle la decisión tomada por Dios, no era tarea fácil para el profeta Elías, e incluso sabiendo que ese reino, estaba dominado por un principado llamado Jezabel, quien tenía tanta autoridad, que incluso había ordenado matar a los profetas de Dios (1 Reyes 18:4).

Entonces podemos preguntarnos ¿Estaba el profeta Elías solo en esa gran batalla? Definitivamente que no, porque Dios al que llama respalda y sustenta, y el profeta, sabía que había sido llamado por Dios, y debía anunciar su mensaje, aunque dicho mensaje no fuera del agrado ni de sus gobernantes, ni del pueblo.

ELIAS CAMBIA DE TERRITORIO
Cada persona que ha sido llamada por Dios, debe tener una vida de oración y la misma le permitirá agudizar su oído espiritual para escuchar claramente la voz de Dios y lo que este le quiere transmitir a su pueblo; y aunque en estos tiempos hemos visto como este ministerio ha tenido un gran crecimiento, es triste ver como muchos ya no están escuchando la voz de Dios, y a donde van repiten lo mismo que le han dicho a uno, y a otro, porque su conexión con lo celestial se cerró, en vista que su altar descuidó, porque una relación con el Espíritu Santo es la que te va a mantener alineado a los planes de Dios.

El profeta Elías se movió al arroyo de Querit y luego a Sarepta de Sidón, porque así Dios se lo ordenó, y en ambos lugares ya Dios había ordenado quién y como recibiría la provisión diaria para su sustento, y allí no solo Dios lo estaba sustentando, sino que también estaba guardando su vida, porque por causa de la palabra profética que había lanzado de que la lluvia cesaría, estaba siendo buscado por los hombres de Acab.

Quizás estás en un territorio donde ya tu provisión cesó, y Dios te ha dicho que es tiempo de moverte, pero sigues allí anclado porque sientes el temor de salir de la zona de confort, aún sabiendo que ya Dios te ha mandado que avances hacia Sarepta de Sidón. Así que Escucha la voz de Dios y confía, Él es tú proveedor y tú sustentador, no tengas temor del lugar hacia donde te va llevar, porque aún en medio de las limitaciones Dios te sustentará y suplirá cada una de tus necesidades. No eres huérfano, tú tienes paternidad, y tu Padre cuidará de ti. Sólo confía y cree en cada una de sus palabras, porque aunque tu esposo te haya abandonado, aunque hoy te encuentres en la calle sin nada, aunque seas un migrante buscando un lugar donde establecerte, y pareciera que todas las puertas se han cerrado, no te rindas, mantente firme y confiando en que en medio de ese nada, Dios se manifestará, y se que este mensaje no es casualidad, porque en medio de la crisis Jehová a visto tus lágrimas y hoy te dice: NO ESTÁS SOLO, YO SOY TU PROVEEDOR Y TENGO CUIDADO DE TI, Y DE LOS TUYOS.

DIOS SABE DE QUE COSAS TIENES NECESIDAD
Y esto lo debemos tener muy claro, para que no caigamos en la tentación del enemigo. El profeta Elías podía cuestionar a Dios por la situación que estaba viviendo, y sacarle miles de argumentos a Dios, pero optó por obedecer y dejarse guiar por este. Porque hay momentos donde solo debemos guardar silencio y confiar en lo que Dios hará; porque sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas le ayudan para bien. (Romanos 8:28).

Amado lector, No reniegues de tu proceso y no le sigas creyendo las mentiras al enemigo, tú no estás sólo, y aunque la situación parezca vergonzosa, donde muchos te señalen y se burlen preguntándote: ¿dónde está tu Dios? Él no es ciego, y mucho menos te ha dejado sólo, sino que es medio de su silencio, es que está obrando. Y aunque no lo puedas tocar, ni ver, es tu comunión con el Dios Todopoderoso, la que te permitirá ver su amor y experimentar su misericordia. Ser seguidor de Jesucristo no es fácil, pero si es la mejor decisión que puedas haber tomado, porque aunque hoy no entiendas nada de lo que está ocurriendo en tu vida, puedes tener la paz, que solo Cristo sabe dar. Así que ¡Prepárate!!, porque grandes cosas hará Jehová. Aleluya.

Salmos 126:2RVR1960| Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes.

Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas
RVR1960|Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s