LEVANTA TU ÁNIMO Y CONTINÚA AVANZANDO

Mateo 14:23-27 RVR1960 |Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo. 24 Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario. 25 Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar. 26 Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: !!Un fantasma! Y dieron voces de miedo. 27 Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: !!Tened ánimo; yo soy, no temáis!

Jesús se le presenta a sus discípulos de manera diferente, mostrandole que aún del mar Él tiene dominio y autoridad. Y ellos siendo impactados por las grandes olas, sintieron temor y muy posiblemente sus pensamientos se vieron bloqueados que no permitían ver al maestro, sino que lo veían como un fantasma. Y esto es lo que muchas veces el temor ocasiona en el ser humano, le hace ver las cosas de manera distinta, en vez de ver la obra de Dios actuando a su favor.

Quizás hoy estás viviendo una gran tormenta que no te permite ver la mano de Dios obrando a tu favor, pero en medio de toda esa situación, Él está trabajando en tu corazón y a tu favor.

Notemos esto, las primeras palabras que Jesús le dijo a sus discípulos fueron: !!Tengan ánimo, yo soy,no teman!
El ánimo es la energía que produce nuestra alma para seguir adelante y completar una acción aún en medio de las pruebas; pero en ocasiones el problema es que nuestro ánimo depende de aquello que fue creado y no del creador, o de los halagos de las personas que creen en nosotros, más no de lo que el Señor ha dicho, ni esta haciendo.

Pero cuando entramos en el proceso de Dios, y empezamos a experimentar el desierto, llevándonos a salir de nuestra zona de confort al territorio del Señor, sentimos que nos desvanecemos y no lo vamos a poder lograrlo, pero es en esa sequía, que nuestro espíritu nos impulsará a conectarnos con el Padre, para que volvamos a obtener la paz que nos sostendrá en medio del proceso de transformación, y posicionarnos en aquello que Dios nos ha prometido.

El enemigo tratará siempre de desanimarte, y con esto paralizarte, y evitar a toda costa que la obra que Dios empezó en tu familia cese; por esto que por medio de este devocional quiero exhortarte a cobrar ánimo, porque no sólo llegarás a tu destino, sino que lo harás en victoria, dando testimonio que Jesús está en tu barca, y es quien la dirige.

Muchas cosas nos pueden producir desánimo y esto puede ser normal por causa de nuestra condición humana, pero quiero exhortarte a que hoy no sigas prolongando tu desánimo, sino que te levantes y atiendas a tu llamado, porque cosa gran son las que el Señor hará contigo.

1- ORACIÓN Y PALABRA
Son las dos herramientas que el Señor te ha entregado para que tu ánimo se levante y puedas seguir adelante, porque entre más fuerte sea tu prueba, mayor debe ser tu clamor y declaración profética, porque aquellos que viven en la palabra, también verán la manifestación de sus milagros en toda crisis. No tengas temor de las olas que están golpeando tu barca, porque aquello que portas, te mostrará la salida hacia tu lugar de bonanza.

2- CUIDA TUS SENTIDOS ESPIRITUALES
Muchas veces el desánimo entra por los oídos y los ojos, así que debes mantenerte cuidadoso de aquello con lo que te estás alimentando espiritualmente. La palabra de Dios nos enseña en Romanos 10:17| Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. No todo lo que escuchamos nos puede fortalecer en la fe, sino que más bien, nos puede llevar a abortar el propósito que Dios ha depositado en nosotros.

Amado Lector, Dios está contigo en todo tiempo y esto es más que suficiente para que tu ánimo esté ferviente y confiado en lo que Dios hará, porque sabes que Él te defenderá y peleará por ti. Alimenta tu fe cada día con su palabra, y verás que en medio de la prueba, tendrás el ánimo suficiente que te sostendrá en tu transitar hacia el territorio de tu promesa, porque nada de aquello que el enemigo esté planeando en tu contra podrá prosperar y mucho menos detenerte; Dios te levantará y te dará las fuerzas, para que puedas alabarlo en medio de la tormenta, y puedas posicionarte en el lugar de tu llamado, porque aprendiste a reconocer que no fue por tus capacidades, sino por su voluntad perfecta que lo lograste. Amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes. Amén.

Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas
RVR1960|Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s