RESISTE EL PROCESO EN TU ALTAR DE ORACIÓN

Hechos 7:59-60 RVR1960 | Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. 60. Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.

Seguimos estudiando este hermoso pasaje de fe y confianza en Dios. Esteban mientras estaba padeciendo, no se enfocó en la muerte, sino en ver al Señor Jesús y perdonar los ataque que estaba recibiendo de sus opresores. Por esto, cuando nos preguntamos ¿Cómo lo hizo? Debemos analizar que este hombre llevaba una vida de oración, que le permitía a su espíritu resistir los ataque que recibía del opresor; porque las personas que tienen una vida profunda en la oración a pesar de las piedras y ataques de muertes que esté enfrentando, no dejarán de orar, porque es tan dependiente de su presencia, que vive para Cristo y sabe que debe vencer su carne diariamente en la oración.

Y este es el tipo de relación que debemos tener con Dios, porque a muchos nos cuesta perdonar esas ofensas que son pasajeras, porque nuestra falta de oración nos puede endurecer el corazón, acumulando resentimiento, causandonos amargura e incluso hasta la muerte o enfermedades espirituales.

Notemos esto: Cuántas veces Dios nos da la oportunidad de mostrar su amor en medio de las piedras que nos lanzan, y simplemente lo pasamos por alto, y terminamos enfrentando estos ataques con las armas naturales, cuando ya de antemano estamos viendo que es una pelea espiritual.

Mientras Esteban era apedreado de muerte por sus verdugos, él mostró el ADN que portaba con su actitud, porque no sólo es decir quien soy, sino también parecerlo. Mientras recibía los golpes causados por las piedras que le estaban lanzando, él sólo oraba y apelaba a la misericordia de Dios por aquellos que lo estaban apedreando. Un cristiano no puede vivir una vida espiritual si dentro de sí mismo no tiene una llenura del Espíritu Santo; porque una comunión con Él te llevará a manifestar los frutos en tiempos de crisis.

Somos el resultado de lo que consumimos, y entre más nos alimentemos de su Palabra más de Él podremos darle a otros.

AMAR A NUESTROS PRÓJIMOS EN TODO TIEMPO

Y esto es una de las partes más difíciles de obedecer, porque somos dados a amar solo a aquellos que nos caen bien o de los cuales obtenemos algún beneficio, pero ¿Que de aquellos que nos lanzan piedras? Es allí donde realmente debemos manifestar lo que hay de Dios en nosotros, que a pesar de recibir piedras, podamos dar amor. El mundo te dirá que no puedes ser condescendientes con los que te abaten, pero nosotros que la Biblia nos enseña otra cosa, y que pese a que podamos sentir el deseo de tomar acciones, preferimos esperar confiadamente en Dios, porque tenemos la confianza, que El hará cosas grandes y extraordinarias a nuestro favor.

Esteban mientras era asesinado, estaba invocando el nombre de Cristo; así que no permitas que las ofensas y procesos que vives impidan que estés conectado con la oración, porque es allí donde el poder de Dios se mostrará a través de tu vida.

Amado lector, Todos estos procesos que has tenido que enfrentar, no son para dejarte avergonzado, ni mucho menos para que veas como otros son exaltados, mientras que tu estas siendo humillado, mientras haces lo correcto. Dios no quiere que te enfoques en lo que está sucediendo en la vida de otros, sino en lo que está forjando en ti, porque cada una de esas piedras que estás recibiendo son para sacar la esencia que portas de Cristo, para que con tu testimonio muestres la grandeza de su poder, y quien actuando como Esteban, pueda entregarle cada una de esas piedras con las que estás siendo azotado en el altar de oración. Confía en Jehová, limpiate las lagrimas, sacúdete el polvo de tus vestiduras y entregale a Jehová tu dolor, porque sólo el Señor, podrá vencer a tus enemigos. No estás solo, y Él jamás ha perdido una batalla, y así como estuvo con Esteban, también estará contigo. Levanta tu mirada al cielo y visualiza la victoria que ya Él te la entregó. Aleluya.

Salmos 27:13|Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
En la tierra de los vivientes.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes. Amén.

Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas
RVR1960|Reina-Valera 1960

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s