ARREBATALO, EL TIEMPO DE TU MILAGRO LLEGÓ!

Marcos 10:46-48 RVR1960| Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. 47 Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: !!Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! 48 Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: !!Hijo de David, ten misericordia de mí!

La fe que agrada a Dios es aquella que crea oportunidades donde no las hay, es una fe que a pesar del proceso cree y arrebata su milagro. Y Bartimeo es un vivo ejemplo de que la enfermedad no es obstáculo para detener tus pies para ir a buscar tu milagro.

¿QUÉ APRENDEMOS DE LA HISTORIA DE BARTIMEO?
Es interesante ver como una persona con una limitación física, posiblemente desde su nacimiento, tiene tanta fe para creer que en Jesucristo estaba el milagro de la restauración de su vista, con la que muy posiblemente había soñado por muchos años, y esta actitud una vez más nos confirma que no es por la vista, sino por fe (2 Corintios 5:7).

Notemos esto: Cuando Bartimeo escuchó que era Jesús el que estaba pasando por allí, actuó súbitamente en fe y usó el instrumento que tenía para llamar la atención de Jesús, y esta era su voz. El grito lo más fuerte que podía, porque no estaba resignado a quedarse como ciego mendigando para siempre; él muy probablemente había escuchado que Jesús había sanado a otros ciegos, y puedo llegar a pensar que él estuvo esperando este momento hace mucho tiempo, por esto al escuchar un ruido como de una multitud, entendió que era Jesús, el Hijo de David!, por esto al escucharlo Jesús, supo que este hombre clamaba desde su corazón, y era difícil ignorarlo (Lucas 6:45).

¡Y pensar que en ocasiones nuestros ojos naturales, nos hacen desmayar!.. Una de las cosas que más suele matar nuestra fe, es cuando nos desenfocados de las promesas de Dios, porque llegan momentos en que creemos que el proceso es más grande que nuestro Dios Todopoderoso, por esto hoy, al igual que Bartimeo, te quiero decir a través de este devocional, que te levantaste y clames a Jesús, porque Él es el único que te puede dar la libertad que estás anhelando.

¿QUE NECESITAS PARA ACTUAR?
Llenarte de Su Palabra y creer en sus promesas, pero hay muchos que escuchan lo que Dios les está hablando, pero no quieren caminar alineados a este. No te enfoques tanto en tu problema, porque puedes pasar por alto la oportunidad que Dios te está colocando allí al frente. Debes creer que en medio de lo que hoy estás viviendo fue para que se glorificara su nombre, y es que las mayores oportunidades de milagros sobrenaturales se dan en medio de los procesos, cuando piensas que todo está perdido, es allí donde Él está actuando.

USA EL INSTRUMENTO QUE TIENES
Quizás ahora no tienes todo lo que deseas, pero tienes la voz para orarle, y esa oración en lo secreto hará que Dios traiga una gran recompensa en público. No te quedes estancada allí, pensado que Dios no te ama o que te abandonó, esa es la mentira que el enemigo te quiere hacer creer, Dios está en el asunto y solo espera que tu te decidas a creerle y des esos pasos de fe, porque de cierto veras tu milagro, en el nombre de Jesus.

Amado lector, tienes que estar con una fe expectante de lo que Dios hará en estos próximos días, porque hay personas que están leyendo este mensaje las cuales les llegará esta oportunidad que hace años han estado pidiendole, pero recuerda que así como a Bartimeo se le levantaron algunos para tratar de callarlo y que él no obtuviera su milagro, lo mismo te puede estar pasando a ti, así que levántate en fe y clama más fuerte, porque recibirás ese milagro que tanto tu corazón anhela. Amén.

Marcos 10:49-52| 49 Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. 50 El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. 51 Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. 52 Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes. Amén.
Fabio R. y Sandra Patricia Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR | Reina-Valera 1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s