LA HUMILDAD DEL CRISTIANO

Juan 13:3-5 RVR1960| sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, 4 se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. 5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

La humildad es una grandeza que caracteriza al ser humano, pero hay muchos que en este tiempo carecen de ella.

¿Qué es realmente la humildad? La humildad es la virtud humana atribuida a quien ha desarrollado conciencia de sus propias limitaciones y debilidades, y obra en consecuencia a estas, y quien en consecuencia reconoce que es en Dios que podrá vencer sus limitaciones y debilidades, porque Dios como Ser Supremo, no tiene limitaciones, sino que Él todo lo puede. Entonces la verdadera humildad te llevará a reconocer que dependes de Dios en todo momento, y aun cuando tus planes no te salen como deseas, entiendes que Él ha estado alineando tu camino hacia el destino que diseñó desde antes de la creación del mundo para ti.

Notemos esto: La humildad va de la mano con la identidad, todo aquel que sabe quien es en Dios no le importa lavar los pies a los demás o reconocer sus propios errores, porque sabe que es un servidor de Cristo, y siente la satisfacción a servirle aún aquellos que le han humillado u ofendido.

Jesús antes de lavarle los pies a sus discípulos entendió que el Padre Celestial le había entregado todas las cosas, esto quiere decir que es Señor de todo y esto no fue un impedimento para hacer el trabajo más bajo de la época, y que solo los esclavos eran los responsables de hacerlo.

EL CAMINO HACIA LA GRANDEZA
Jesucristo es el camino, la verdad y la vida, y solo cuando caminamos bajo sus directrices, llegaremos al lugar que Él ha establecido para nosotros. Mantenerte humilde, es entender que nada es por tu esfuerzo propio, sino porque el Señor en su infinita misericordia te ha permitido alcanzar el éxito y la grandeza.

La Biblia nos enseña en Mateo 23:12 DHH| Porque el que a sí mismo se engrandece, será humillado; y el que se humilla, será engrandecido. Así que no busques gloriarte de tus logros, deja que tus frutos hablen por ti y no le robes la gloria a Dios, porque Él no la comparte con nadie.

EL TÍTULO NO TE DA LA GRANDEZA
Muchos confían en sus títulos, porque creen que esto los hace grandes delante de otros, y puedo estar seguro que esto te ha dado posición y reconocimiento, pero lo que no te debes permitir es que esto engrandezca tu ego y te haga desenfocarte, queriendo pasar por encima de la voluntad de Dios. Jesucristo siendo Hijo de Dios, aprendió a humillarse y a darnos ejemplo de servicio, quien estando en la condición de hombre se humilló a sí mismo, y fue obediente hasta la muerte. (Léase Filipenses 2:8-9)

Así que no busques la posición o el reconocimiento de los hombres, sino que tu corazón sea cada día más lleno de la presencia de su Espíritu Santo, reconociendo que dependes completamente de Él y no de los hombres. En ocasiones Dios tiene cosas mucho más grandes para entregarnos, pero por causa de no tener nuestro oído atento a su voz, las ignoramos.

Amado lector, La humildad te llevará a prestar un servicio de excelencia, porque has aprendido que lo que haces es para el Señor y no para el hombre. Y al ver a Jesús quitarse el manto de autoridad y ponerse un delantal para servirles a los demás, que más podemos hacer nosotros, sino imitarlo, no para buscar los aplausos o los likes, sino para llevar una vida agradable a Él. Hay muchos que hoy están necesitando de tu empatía, por esto no ignores a aquellos que en medio de sus necesidades han recurrido a ti en busca de esa palabra que los ayude a mantenerse fuerte en medio de este tiempo especial que están atravesando. Así que sin importar donde Dios te ha llevado, debes tener un corazón tan humilde que seas capaz de servirle a los desvalidos, a los que no tienen hogar, e incluso a tus enemigos, porque el amor del Padre está en ti. Amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes, Amén.

Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
Reina-Valera 1960 |RVR1960
Dios Habla Hoy| DHH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s