LA VALENTÍA DE UNA MADRE

Éxodo 2:1-3 RVR1960| Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví, 2 la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses. 3 Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del río.

La madre de Moisés es un ejemplo de fe y de como una madre debe pelear por sus hijos. Lo primero que debo resaltar son las estrategias que Dios le proveyó para que ella pudiera preservar la vida de su hijo en medio de tanta muerte, y quiero recordarte que hoy no es diferente, y el mismo Dios que lo hizo con los padres de Moisés también lo hará contigo y tu familia. El Señor te dará las estrategias para sacar a tu familia del estancamiento, y puedan avanzar hacia el destino que el diseño para ellos.

¿Que hacía a Jocabed tan especial para que Dios le hubiera dado las ideas para preservar la vida de su hijo? El propósito que Dios tenía para su hijo, también su madre lo vio, la palabra en los primeros versículos nos habla que su madre ve a un niño hermoso, y en el original hebreo esto quiere decir que vio a su hijo con un propósito divino, y quiero que a través de este devocional una madre pueda entender que sus hijos tiene proposito de Dios, pese a que los pronósticos digan todo lo contrario o tu entorno pareciera ser de fracaso, Jehová cumplirá su propósito en tu casa.

Ahora bien ¿Cuáles estrategias deberías usar para que tus hijos se mantengan en el propósito de Dios?

1-LA ORACIÓN
Mantente de rodillas por tus hijos, porque es lo único que los librará de las garras del enemigo. Dios le dio esta estrategia a la madre de Moisés, ella tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y así debes calafatear a tus hijos con oración y ayuno, no puedes permitir que la corriente de este mundo o el sistema del enemigo corrompa el diseño de Dios en la vida de ellos. Madre es tiempo de levantarte y pelear por tus hijos, porque el enemigo no tiene autoridad sobre lo que ya Jehová ha bendecido.

2- ENTREGALOS EN LAS MANOS DE DIOS
La madre de Moisés no tuvo otra opción que preparar a su hijo y soltarlo en las manos de Dios en un río muy peligroso, no intentes cambiarle el corazón a tus hijos con tus fuerzas naturales, aprende a confiar en Dios y entrega tus preocupaciones en sus manos, porque donde tu protección no puede llegar la cobertura de Jehová allí estará.

Amado lector, aquello que pones en las manos de Dios, Él te lo devolverá en su tiempo perfecto, así como hizo con esta madre, que pese a los decretos de muerte confió en Dios, y puso a su hijo en las manos correctas. No diste hijos para maldición, ellos nacieron para ser luz en medio de las tinieblas, y ninguna de las lágrimas que has derramados por ellos en oración quedarán sin respuestas, porque Jehová es un Dios misericordioso y tiene cuidado de los nuestros, y cada una de las promesas que te ha dado las cumplirá, pero pelea por ellos no se los entregues al enemigo, porque Dios te dará estrategias para que salgas victoriosa con tu familia, en el nombre de Jesús. Amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes, Amén.
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com


|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
Reina-Valera 1960 |RVR1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s