TRANSITANDO CAMINOS ÁRIDOS AL LADO DE JEHOVÁ

Éxodo 3:1RVR1960 |1 Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios.

¿Que es el desierto? Es un lugar árido, infértil, que no da frutos, donde no hay agua o alimentos, a esta definición del desierto se le puede llamar en el mundo secular. Pero, ¿Qué es un desierto para el cristiano? Es su lugar de entrenamiento y capacitación, donde solo los que realmente aman a Dios sobreviven, donde su fe es ejercitada y se vuelve su época más fructífera, porque aprende a depender más de la divina providencia, y menos de su humanidad.

En el desierto nos encontraremos con dos tipos de cristianos:

1- Aquellos que el desierto los aleja de Dios y tratan de encontrar la salida más rápida para huir de allí, ignorando que para poder ser introducido a una nueva dimensión de fe, es necesario pasar por los lugares áridos, secos y fríos de Dios; la diferencia es que no vamos solo, sino que El va con nosotros como poderoso gigante, nos es necesario pasar por este territorio, para formarte y fortalecer tu carácter cristiano.

2 – Aquel que en el desierto su carácter toma vigor y se pone en pie de guerra en contra de los ataques de su adversario, porque en medio de todo este proceso aprendió a entregarle sus cargas al Señor. A este tipo de creyentes, Dios le va dando poco a poco en medio del desierto, porque si le entrega todo en medio del desierto, podría caer en la pasividad, y es necesario que su fe crezca y su vida espiritual se desarrolle de una manera exponencial, pasando de tener un cristianismo pasivo a vivir un cristianismo de poder y autoridad. Así que cuando te halles en el desierto, no te quejes, ni trates de escapar de allí, sino que más bien gozate, porque tu mejor temporada está próxima a llegar.

Cada persona en algún momento de su vida pasa por un desierto sea físico o espiritual, quiero darte algunos consejos para cuando atravieses un desierto:

1- No te alejes de Dios; En el desierto es donde vas a ser probado, para saber cuánto amas a Dios.

2- No te desanimes; Él va contigo en el proceso, aquel que te metió en el desierto es el único que te puede sacar, así que mantén una alabanza y oración de continuo en tus labios, no aceptes los pensamientos de fracaso que el enemigo te lance, sino que contrarrestalos con la palabra de Dios.

3- Tu llamado se definirá en el desierto; Por esto debes aprender a dar frutos aún en medio de las limitaciones que puedas estar experimentando. Moisés aun en el desierto no dejo de pastorear; sigue avanzando y no detengas tu llamado, porque su presencia irá contigo, por donde quiera que vayas.

Amado lector, Si estás atravesando un desierto te tengo buenas noticias, eres candidato para que Dios irrumpa en lo natural y actúe en lo sobrenatural contigo, y así como lo hizo con Moisés, que fue necesario ser llevado al desierto para mostrarle su gloria, lo mismo Él hará contigo, te mostrara su voluntad y te guiará hasta alcanzar tu destino. En el Nombre Poderoso de Jesús. Amén y amén.

Romanos 8:28|RVR1960
Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes, Amén.
Sandra Patricia Yaber
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
Reina-Valera 1960|RVR1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s