SOMOS ATALAYAS DEL SEÑOR EN MEDIO DE NUESTRAS FAMILIAS

Ezequiel 33:6-7 RVR1960| Pero si el atalaya viere venir la espada y no tocare la trompeta, y el pueblo no se apercibiere, y viniendo la espada, hiriere de él a alguno, éste fue tomado por causa de su pecado, pero demandaré su sangre de mano del atalaya. 7 A ti, pues, hijo de hombre, te he puesto por atalaya a la casa de Israel, y oirás la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte.

Dios llamó a Ezequiel el vigilante del pueblo de Israel. En el sentido espiritual, él fue el vigilante que advirtió a su gente que tenían que dejar el pecado y obedecer a Dios. Y este es el trabajo en nuestra familia, aprender a discernir la voz de Dios para advertir del fracaso y guiar a nuestros hijos y familiares al lugar correcto, conforme a la voluntad de Dios. Pero, ¿estamos siendo vigilantes en nuestros hogares?

En ocasiones estamos tan preocupados por los afanes del mundo, que se nos olvida prestarle atención a los detalles de nuestros hijos y si nos descuidamos, podemos llegar a convertirnos en piedra de tropiezos para ellos.

¿Cuales son las cualidades de un verdadero atalaya?

1- Debe amar a Dios por encima de todo, y dirá lo que Dios le ha mandado sin importar lo que los demás piensen de él, porque su mirada está puesta en su creador, y no en las circunstancias que su entorno le está mostrando. Es muy importante siempre estar alerta, porque en ocasiones dejamos que el pecado entre en nuestro territorio, solo por no decir la verdad, y querer ocultar las faltas de otros. Es mejor una verdad dolorosa, que una mentira llena disfrazada que nos lleve al fracaso. Debes hablar lo que Dios ponga en tu boca y estorbar a tus hijos y familiares si van rumbo al camino de perdición.

2- Debes ser de testimonio; no puedes corregir a otros en las áreas que tú mismo estás fallando. Esto pasa en muchas ocasiones, porque somos expertos en señalar el pecado de otros, cuando el de nosotros suele estar peor. Como la historia de los hijos, que le dicen al pastor estas palabras: Nos gusta estar mejor en la iglesia que en la casa, y el pastor sorprendido sonriente y dice: Gloria a Dios, pues resulta que los hijos del pastor amaban más estar en la iglesia que en la casa, era porque en la iglesia su padre era muy distinto a como actuaba en el hogar.

3- Ora, ayuna y declara palabras proféticas de bendición sobre tu casa. El atalaya habla de parte de Dios, y según Jeremías 29:11 los planes de Dios siempre son de bien y no de mal, es por esto que debemos sembrar en nuestros hijos y familiares solo aquello que Dios dice que son y lo que Él piensa de ellos; no seas piedra de tropiezo para tus hijos declarando con tus labios cosas que no están alineadas con el propósito divino de Dios para sus vidas.

Saca todo anatema de tu territorio, el atalaya tiene la autoridad de parte de Dios para sacar todo aquello que es contrario a su voluntad, y no puedes permitir que ningún anatema le abra la puerta al enemigo para que destruya tu hogar.

En ocasiones le ocultas cosas a tu cónyuge o le dices alguna mentira que piensas que no tiene importancia y en el mundo espiritual sin darte cuenta le estás abriendo una brecha al enemigo, para que ataque tu matrimonio, es por eso que siempre la verdad debe estar en tus labios cómo atalaya de Jehova, y decir sólo aquello que te es mandado a decir.

Amado Lector: ¿Estás produciendo frutos en tu familia? Debemos estar en todo momento examinando nuestra conducta, para ver que estemos caminando en la dirección correcta, porque cada decisión que tomemos es como una siembra que a su tiempo cosecharemos, y si hoy no nos gusta la posición en la que nos encontramos, debemos revisar que tipo de semilla sembramos en el pasado. Es tiempo de ser los atalayas de nuestros hogares y decirle al enemigo en voz alta aquí en mi hogar no tienes parte, este hogar le pertenece a Cristo, porque sólo Él pagó con su sangre, el pecado de cada uno de nosotros. Amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes, Amén.
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960 |Reina-Valera 1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s