¡JEHOVÁ, PELEA CONTRA LOS QUE ME COMBATEN!!

Deuteronomio 25:17-18 RVR1960| Acuérdate de lo que hizo Amalec contigo en el camino, cuando salías de Egipto; 18 de cómo te salió al encuentro en el camino, y te desbarató la retaguardia de todos los débiles que iban detrás de ti, cuando tú estabas cansado y trabajado; y no tuvo ningún temor de Dios.

En la guerra espiritual se pueden llegar a confundir contra quien verdaderamente se está peleando la batalla, porque en ocasiones las personas mas cercanas pueden llegar a convertirse instrumentos del enemigo para tratar de hacerte abortar el propósito de Dios en tu vida; pero y con todo eso, debes recordar que tu lucha no es contra seres humanos, sino contra huestes espirituales de maldad, que se ubican en las regiones celeste (Efesios 6:12).

El cristiano tiene tres enemigos principales en la guerra espiritual: 1- La carne o la vieja naturaleza, 2- El mundo o placeres pasajeros y 3- Satanás o el enemigos de las almas, estos tres apuntan hacia el mismo objetivo, y es separarte de tu comunión con Dios. Pero en este texto que estamos utilizando, Dios le dice a Moisés que se acuerde de Amalec, que simboliza la carne, y le da una orden precisa y firme, y es la de destruir Amalec definitivamente, porque este es el único enemigo de los tres (la carne) que podrás vencer con la ayuda del Espíritu Santo. Notemos esto; el mundo ya ha sido condenado por Dios, y en su tiempo será destruido y habrá cielo nuevo y tierra nueva (Apocalipsis 21:1). Satanás ya fue sentenciado, él fue vencido por Jesucristo en la cruz del calvario, a él solo le espera el lago de fuego (Apocalipsis 20:10) juntamente con su equipo de demonios; por esto debes quebrantar tu carnalidad en el ayuno y la oración, sometiendote a la obediencia de Dios, para alcanzar el propósito para el cual fuiste creado.

Tu guerra no es carnal, sino espiritual, así que ponte los guantes de la fe y peleala de rodillas, porque EL GRAN YO SOY, es quien la está batallando por ti.

El Espíritu Santo es nuestra defensa, y es que el fruto que este produce en nosotros, es el antídoto perfecto contra los deseos de la carne. Romanos 8:13 nos dice: porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. Con la carne no se negocia, la única forma de vencerla es exterminando sus deseos, manteniendo un altar de oración constante. En estos tiempos de crisis y desiertos, tu humanidad más que nunca se opone al propósito de Dios, y es que muchas veces el razonamiento humano te dirá que no puedes lograrlo, porque tus ojos naturales están enfocados en el entorno, en vez de las promesas. Cuando no se ven los frutos, la fe tiende a menguar, pero no puedes paralizarte viendo como la esterilidad te absorbe, y el enemigo de las almas te vence. Levántate en oración, porque mayor es el que está en ti, que aquel que está en este mundo. (1 Juan 4:4).

No le des cabida al desánimo; algunos israelitas en medio del desierto se desanimaron, volviéndose presa fácil del enemigo, quien trató de destruir el plan de Dios, pero debes saber que Él nunca perdió, ni ha perdido ninguna batalla. En la guerra espiritual, debes ir aun en contra de ti mismo, porque las voces del desánimo y la incredulidad te gritarán más fuerte, cuando no veas las respuestas en tu oración. Así que revístete de toda su armadura (Efesios 6:10-18), resiste la tentación y abandona el pecado que te está separando de Dios. ¡Fortalécete en Él y vence a tu oponente!

Redobla la oración y verás el respaldo divino, porque la oración no solo activa el poder de Dios a tu favor, sino que el altar simboliza muerte y entrega, y cuando te humillas ante Él, tu carne empieza a menguar, y toda atadura a tu vieja manera de vivir se quebrantará, y el Espíritu Santo, empezará a llenarte de fe, para que avances aun en medio del desierto. Amado lector, una de las estrategias más poderosas en la guerra espiritual es tu fe y el estado de ánimo que tengas en medio de la lucha, mantén tu mirada puesta en Dios, porque Él está contigo como un gran guerrero, no sigas entonando quejabanzas, porque en medio de toda crisis, el poder de tu alabanza y oración, te darán la victoria para vencer a tu adversario. Resiste, y en el Nombre de Jesús, lo vencerás. Amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

2 comentarios sobre “¡JEHOVÁ, PELEA CONTRA LOS QUE ME COMBATEN!!

  1. Para la salu para protección por mis hijos y la de miespsoy por mi que el señor me sane de la prediabetis y m y por mii hija para que el señor qle ayude que le aprueben la crujía en el seguro de tiroydis para que pueda bajar de peso

    Me gusta

    1. Padre, nos unimos en oración por la salud de tu hija, solo tú puedes hacer el milagro y restaurar los niveles de azúcar en su cuerpo, tú conoces todo lo que esto le está generando preocupación a tu hija Carmenza, más ella está clamando por la aprobación de la cirugía de su hija con el seguro,ayúdale Señor, escucha su clamor, sabemos que solo en ti hay respuesta. Todo esto te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén y amén. Att. Sandra Patricia Yaber

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s