EL LLAMADO DE UN GUERRERO

Ezequiel 2:1-2 RVR1960|Me dijo: Hijo de hombre, ponte sobre tus pies, y hablaré contigo. 2 Y luego que me habló, entró el Espíritu en mí y me afirmó sobre mis pies, y oí al que me hablaba.

Del llamado del profeta Ezequiel podemos aprender como opera Dios cuando escoge alguno para que sea su voz aquí en la tierra, y unos de los puntos más importante que un profeta debe tener claro, es que debe decir aquello que Dios le ordene sin ningún temor, porque Dios respalda su palabra. El profeta estuvo en el anonimato por un tiempo, pero no fue hasta que escucho la voz de Dios diciéndole: Levántate, porque tu vida dio un gran cambio, y desde este momento debes estar dispuesto a rendirla a Dios, para el cumplimiento de tu llamado. No podemos asumir un llamado celestial, sin estar dispuesto a entregar todo para cumplir aquello que el cielo nos asigna. Quiero recordarte que Dios no te ve como el mundo lo hace, eres un hijo de Dios, que está siendo entrenado en su ejército, para convertirse en un guerrero de fe, que pueda asumir los nuevos retos.

¿Qué aprendemos de este llamado?

1- NO ES TUYO; la expresión hijo de hombre da la connotación o el sinónimo de ser humano, dando a entender que el llamado y la obra que se realiza es de Dios, pero que Él en su amor e infinita misericordia usa a las personas como instrumento útil en sus manos y los hace partícipe de su visión. Esto indica que el ser humano siempre fracasa cuando intenta asumir su llamado con sus propias fuerzas. Todo profeta debe depender total y absolutamente de Dios, porque Él al que envía capacita y lo dota de dones y sabiduría, para que tenga éxito en todo aquello para lo que fue llamado. El problema de muchos, y algo que se está volviendo constante, es el querer robarle la gloria a Dios, creyendo ser indispensables e incluso llegando a pensar que Dios es su empleado, dándole ordenes de como debe hacer las cosas, y esto denota cuanto orgullo existe en ese corazón sin entendimiento. Nada puede avanzar en su obra, si Él no es el centro de la obra.

2-ÉL VA CONTIGO, Dios no te hace un llamado para dejarte solo, sino que te da al Espíritu Santo para que sea tu ayudador, quien te guiará siempre en la dirección correcta y te proveerá de todo lo necesario para que cumplas con tu llamado. En ocasiones te puedes sentir que no tienes una función específica en el cuerpo de Cristo o que no fuiste llamado por Dios para hacer algo más que calentar una silla en la iglesia, pero esto no es cierto, todos tenemos un llamado en el reino de Dios, porque Dios tiene hijos que tienen el mismo valor, pero con diferente asignaciones, todo dependerá de tu relación con su Espíritu Santo, y tu nivel de obediencia hacia su palabra. Así que sacúdete de esos pensamientos, porque Dios tiene una asignación específica para tu vida, y si no ha llegado es porque aún estás en la etapa de preparación, pero llegará en el tiempo perfecto de Dios.

Amado lector; Dios fue quien te hizo el llamado, por eso no debes renunciar a este, porque otros te tiren piedras, recuerda que muchos ven en ti, aquello que ellos desean portar, pero que Dios por su gracia y soberanía te lo entrego a ti, así que levántate en fe y sigue avanzando, porque Dios esta contigo y el Espíritu Santo te reviste de su poder.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

2 comentarios sobre “EL LLAMADO DE UN GUERRERO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s