ENEMIGO SILENCIOSO

2 Reyes 5:11RVR1960| 11 Y Naamán se fue enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí: Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios, y alzará su mano y tocará el lugar, y sanará la lepra.

La historia de este general llamado Naaman nos lleva a reflexionar en como está nuestro corazón; porque sin importar la posición que puedas tener, Dios se mueve solamente en un corazón humilde y obediente. El orgullo es un enemigo silencioso, que sin darnos cuenta poco a poco va tomando protagonismo en nuestra vida, quitándole el primer lugar a la palabra de Dios de nuestros corazones. Este hombre era capaz de dejar pasar el milagro que por años anhelaba solo por el orgullo que había en su corazón; no se puede agradar a Dios con un corazón altivo, que busca hacer las cosas a su manera y no a la manera de Dios. Cada hombre que agradó a Dios en la Biblia, sin importar su estatus o riquezas que tuvieran, debía sacar la soberbia de su vida, y permitir que el Espíritu Santo obrará en él, para que el poder y los milagros de Dios, se vieran manifestados en su vida.

¿CUÁNTO HEMOS PERDIDO POR EL ORGULLO?

ES A LA MANERA DE DIOS, NO A LA HUMANA
Muchas personas cometen el error de poner algo en las manos de Dios, pero al mismo tiempo buscan atajos para darle sus propias soluciones, y esto no es aceptable en el reino de los cielos, todo aquel que pone una demanda al Señor debe saber esperar en su tiempo perfecto, y confiar que su respuesta llegará. Permite que Dios trabaje en lo sobrenatural, para que su poder se pueda reflejar en lo natural, deja todo afán y toda carga, y aprende a esperar pacientemente en Él.

DIOS NO TIENE HIJOS PREFERIDOS, PARA ÉL TODOS SOMOS IGUALES
Naaman quería tener un trato especial por causa de su posición y gran riqueza, y esto puede pasar en las iglesias, muchas personas pueden recibir un asiento especial en las más cómodas sillas por causa de su estatus social, pero con Dios esto no funciona así, su gracia y misericordia están disponible para todos, pero demanda obediencia de todo aquel que le busca. Amado lector, un corazón humilde te acerca a Dios, mas la altivez te separa de sus propósitos. Hoy es un buen día para reflexionar y preguntarse ¿Cómo está mi corazón delante de Dios? Medita, y pídele al Espíritu Santo de Dios que escudriñe tu corazón y saqué de allí todo lo que no le agrada a Él. Amén y amén.

23 Escudríñame, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis inquietudes. 24 Y ve si hay en mí camino malo[a], y guíame en el camino eterno.

Salmos 139:23-24|LBLA

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura

http://www.caminandocomojesus.com
|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960 | Reina-Valera 1960
LBLA|La Biblia de las Américas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s