Inicio

CREADOS PARA COSAS GRANDES Y EXTRAORDINARIAS

1 Samuel 1:5|RVR1960
Pero a Ana daba una parte escogida; porque amaba a Ana, aunque Jehová no le había concedido tener hijos.

La historia que relata este pasaje es la de una mujer que se sentía infeliz por no poder tener hijos con su esposo, y aunque este quería llenar el vacío diciéndole lo importante que era ella para él, incluso con cosas materiales, para ella lo más importante era tener un hijo, esto la haría sentir completa, respetada, aumentaría su autoestima, sentiría que recuperaría su valor, el amor de su esposo hacia ella no era suficiente. Pero todo esto cambió, cuando verdaderamente su aflicción superó sus emociones y lo único que pudo hacer fue orar, hablarle a Dios desde su corazón, reconociendo que necesitaba perdonar y sanar sus heridas, y solo él la podía hacer verdaderamente libre, y cuando somos verdaderamente libre, es cuando podremos recibir el milagro; ella entendió que su valor no estaba ni en el amor de su marido, ni el dinero, ni mucho menos en tener un hijo, sino que su valor Dios lo había restituido, y fue cuando recibió su milagro.

7.png
Las personas que no entienden tu proceso, van a tratar de ofrecerte cosas materiales para tratar de suavizar el dolor que cargas en ti, pero es en medio de ese dolor que decides buscar a Dios de todo corazón, porque reconoces que nadie puede darte lo que realmente necesitas, sino solamente él..

EL ALTAR DE ORACIÓN
Ana encontró solución a su problema en el altar de oración, y este no acabó únicamente con su baja autoestima, tristeza y angustia, sino que fue removida la burla por la que por muchos años había sido objeto, Dios todo lo hace perfecto en su tiempo, y las cosas imposibles pertenecen a él. Sigue creyendo, porque en su tiempo exacto concebirás, no a tu manera, sino a la suya. Dale prioridad a lo que realmente lo merece, necesitas trabajar en ti, en tu relación con Dios y aprender verdaderamente el propósito que él tiene contigo, necesitas avanzar, no quedarte en lo que quieres ser o hacer, ni en lo que un día fuiste, necesitas esforzarte en el ahora, para que tu futuro se asemeje al que por tantos años te has visualizado. Las armas terrenales no te sirven para conquistar, necesitas de las estrategias que Dios te va a ir dando y mostrando en el camino si decides permanecer en él.

La mejor parte es para tí, y así como Ana recibió la mejor de manos de su esposo, así Dios te entregará lo mejor de él a ti, no fuiste escogida para ser infértil, sino que de ti brotarán frutos que transformaran la vida de otros, él está permitiendo que puedas concebir ese propósito por el cual fuiste escogida, olvídate de lo que quedó atrás, necesitas poder disfrutar las cosas nuevas. Ana no se dio por vencida, ella luchó por aquello que tanto anhelaba su corazón, el fruto de su perseverancia, concibió al profeta Samuel quien fue un hombre que vivió todos sus días para el Señor, y tuvo el privilegio de ungir a dos reyes.

Lo que Dios te da es para que él ser glorificado, no desistas si aún no ves aquello que deseas, sigue firme en la oración, porque lo que Dios te dará es más grande que lo que has estado pidiendo, el sacrificio de su hijo en la cruz no fue en vano, fue para hacerte libre y darte vida eterna.

2 Corintios 4:18 | NVI
Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960|Reina-Valera 1960
NVI|Nueva Versión Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s