FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO: EL VERDADERO AMOR

1 Corintios 13:3|RVR1960
Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es la expresión más hermosa de Dios para con el ser humano, el primero en amarnos fue él y como fuimos hecho a su imagen y conforme a su semejanza nuestra naturaleza es amar.
¿Porque hablamos de un amor verdadero? Porque como el enemigo es un imitador y una mala copia de los principios de Dios engaña la humanidad con un falso amor. Todo aquel que fuera de Jesucristo dice que ama, su amor no es verdadero, porque no se trata de amar solamente a tus familiares, el segundo mandamiento que Dios asignó fue amar a todos por igual, sin hacer distinción o jerarquías, todos merecen que los amemos por igual.

MARZO 2020.png

EL AMOR ES UN FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO

Hace un tiempo atrás no quería amar a una persona que me había hecho mucho daño, pero aún así decía que no guardaba ningún tipo de sentimiento malo hacía esa persona, pero aún así sentía rechazo al querer volver a verle, o escucharle, y me fue necesario venir al Señor y pedirle su ayuda, que me explicara que me estaba sucediendo y porque no lograba sentir por esta persona, fue entonces cuando Dios me hizo comprender que el verdadero amor es un fruto del Espíritu Santo, y solo se desarrollaría a través de mi relación con él, mientras más muero a mi carne, más me lleno de Dios, más amor verdadero podré darla a mi prójimo.

Gálatas 5:22-23|NTV
22 En cambio, la clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, 23 humildad y control propio. ¡No existen leyes contra esas cosas!

AMOR Y CORAZÓN; El verdadero amor va ligado al corazón, tus palabras pueden decir que amas a alguien o incluso lo puedes mostrar en cualquier tipo de adversidades que tu prójimo enfrente, y aún así no sientes el verdadero fruto del Espíritu Santo no se te ha manifestado en tu corazón, porque muchas veces nos dejamos engañar por las apariencias, y para no ser juzgados por otros expresamos un amor ficticio, uno que realmente no sentimos o que fue efímero.
Es necesario romper con toda la hipocresía en nuestros corazones, liberarnos del engaño en el que hemos caído, arranquemos toda raíz de amargura y falta de perdón, pidámosle ayuda al Espíritu Santo, para que sus frutos se desarrollen en nosotros.

La llave que abre el cielo es el amor genuino y un corazón sincero, la mejor forma de manifestar la naturaleza de Dios a otros es amando, porque Dios es amor.

1 Juan 4:19-21|LBLA
19 Nosotros amamos[a], porque Él nos amó primero. 20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; porque el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede[b] amar a Dios a quien no ha visto. 21 Y este mandamiento tenemos de Él: que el que ama a Dios, ame también a su hermano.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960|Reina-Valera 1960
NTV| Nueva Traducción Viviente
LBLA| La Biblia de las Américas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s