ENTRENA TÚ OÍDO A LA VOZ DE DIOS

1 Samuel 3:10 |RVR1960
Y vino Jehová y se paró, y llamó como las otras veces: !!Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye.

Samuel fue dedicado al servicio de Dios desde el vientre de su madre, aunque vivía en el templo y ministraba a Jehová, su oído aún no sabía diferenciar la voz de Dios a la del hombre; y muchas veces a nosotros nos suele ocurrir lo mismo, no sabemos diferenciar la voz de Dios. estamos viendo una epidemia de llamados profetas de Dios, diciendo sin ningún temor el Señor dijo, cuando no es así. Debemos entrenar nuestro oído a la voz de Dios, y revisar con mucha cautela lo que estamos escuchando, porque muchos manipulan la palabra de Dios a su conveniencia, sin importarles conducir el pueblo al error.12.png

Ezequiel 13:3|RVR1960
Así ha dicho Jehová el Señor: !!Ay de los profetas insensatos, que andan en pos de su propio espíritu, y nada han visto!

RECONOCE LA VOZ DE DIOS

Cuando tu oído es entrenado para oír la voz de Dios, no creerás a toda voz de hombre que te quiera engañar, porque tu espíritu sabrá diferenciar lo que viene del Padre o lo que viene de la humanidad.
Deja de afligirte por los que murmuran a tus espaldas y critican tus errores, debes aprender a escuchar lo que el Señor te ha dicho por su palabra, toda palabra que sale de la boca de un hombre de Dios, esta va de acuerdo a las escrituras, y aunque exhorta, también consuela y trae refrigerio al alma. Dispón tu vida a buscarle, y aceptar su voluntad sobre ti, Dios tiene planes de bien contigo, y él te ama tal y cómo eres, y desea seguir puliéndote cada día para tu llamado, eres una obra en construcción para proclamar a otros un mensaje de salvación.

TU ERES LA BOCA DE DIOS AQUÍ EN LA TIERRA

Dios tenía que entrenar el oído del profeta Samuel, para que pudiera diferenciar la voz que estaba escuchando; y esto es lo que Dios desea hacer contigo, quiere que aprendas a escucharlo, porque antes de ser su mensajero primero debes conocerlo, necesitas desligarte de los malos hábitos, deja de prestar tus oídos al chisme, a la murmuración, a las palabras destructivas, sujeta tu lengua, no sigas contaminando tus oídos, ni tus ojos con los placeres de este mundo, empieza a conectarte con la voz del Espíritu Santo, e instrúyete cada día más en su Palabra de Dios, aviva tu altar de oración, que su presencia sea un deleite para tu vida, y halles plenitud de gozo en él.

AMADO(A), uno de los propósitos de Dios para tu vida, es que seas el portador de su palabra aquí en la tierra, que proclames un mensaje de salvación, que el amor por tu prójimo sea tu enfoque; Dios quiere usarte, pero antes debes entrenar tu oído a escuchar su voz, desecha toda mentira del enemigo y cree a lo que Dios dice de ti, fuiste escogido y marcado para extenderte a otros territorios su mensaje. Vienen tiempos de cosecha, donde la palabra de Dios producirá los frutos esperados.

Isaías 55:1|RVR1960
Así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s